Reclusión para Jones Huala hasta su extradición a Chile

El juez federal de Esquel, Guido Otranto, resolvió hoy mantener la detención del referente mapuche argentino Facundo Jones Huala en la Unidad 14 del Servicio Penitenciario Federal “hasta tanto se concrete su extradición a Chile”, desde donde se pidió su captura a Interpol por considerarlo partícipe del incendio en la estancia “Pisu Pisué”, de Río Bueno, Región de Los Ríos, ocurrido en enero del 2013, y desde donde se fugó en septiembre de 2014, mientras era sometido a proceso judicial.

La audiencia se vio interrumpida en varias oportunidades debido a que tanto Jones Huala como otros 6 detenidos en el mismo allanamiento -concretado el viernes en el paraje Vuelta del Río, entre El Maitén y Leleque-, insistieron en hablar en mapuzungun “con largas alocuciones defendiendo su posición”, mientras que los funcionarios insistían en que se expresen en castellano.

Más tarde, ya bajo jurisdicción de la justicia chubutense, el Ministerio Público Fiscal acusó al grupo que tomó tierras de la estancia Benetton en marzo de 2015 de “usurpación agravada por utilización de armas de guerra y hurto de ganado”, según detalló la fiscal Camila Banfi.

Para el traslado de los imputados hasta los tribunales se montó un fuerte operativo de seguridad, con personal de la policía provincial y de Gendarmería, en resguardo a posibles desmanes -que finalmente no ocurrieron-, protagonizados por manifestantes de la causa mapuche que se concentraron sobre la avenida Alvear, de Esquel, ataviados con vestimentas tradicionales y con cánticos en contra de la detención de Jones Huala, mientras reclamaron por su inmediata libertad.

El dirigente acusado y otras 6 personas imputadas de abigeato fueron defendidas por 4 abogados especialistas en el derecho indígena; mientras que en representación de la Compañía de Tierras del Sud Argentino estuvieron los letrados Martín Iturburu y María Fiorito.

Cabe recordar que Jones Huala también está siendo investigado por varios hechos delictivos ocurridos dentro del territorio argentino, entre los que figuran el incendio a un camión del transportista Luis Rastellini (de General Roca); ataques al consulado chileno en Bariloche y también a la Catedral; junto a su presunta responsabilidad por varios focos forestales en la región andina (operativo “Tormenta de fuego”) y el incendio al refugio Neumeyer, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Desalojo

En tanto, desde la “Red de apoyo territorio recuperado Cushamen” se denunció este sábado que “efectivos policiales, Gendarmería y GEOP desalojaron durante la mañana del viernes la recuperación de tierras ancestrales que el lof mapuche del Departamento de Cushamen había iniciado el año pasado en una estancia de la multinacional Benetton en la zona de Leleque, provincia de Chubut”.

Según los dirigentes mapuches “se llevaron aproximadamente 20 detenidos, la mitad son mujeres y niños que los arrastraron hasta autos particulares sin patente”.

“Llegaron con una supuesta orden de desalojo que nunca mostraron”, dijo Martiniano Jones Huala, quien agregó que “era impresionante la cantidad de armas que había. Fue muy violento, hacía mucho tiempo que no veía tanta violencia. Nos pegaron y nos tiraron gas lacrimógeno”. Resalto además que “en la recuperación quedaron solo dos mujeres con cuatro niños. Están cercadas por Gendarmería, por eso necesitamos difusión”.


Gentileza Hernán Mercer (Radio 3)

El juez federal de Esquel, Guido Otranto, recibió esta mañana al dirigente mapuche Facundo Francisco Jones Huala, capturado por la policía chubutense ayer en el paraje Vuelta del Río, entre Leleque y El Maitén.

El magistrado le comunicó los cargos que pesan en su contra, ya que tiene pedido de captura internacional por hechos de violencia ocurridos tanto en Chile como Argentina. No obstante, la audiencia se prolongó hasta el mediodía y no trascendió si el imputado prestó declaración.

En coincidencia, esta tarde será la justicia del Chubut, en la sede de los tribunales de Esquel, quién someterá a Jones Huala a una audiencia de control de detención (conforme el código vigente), donde se resolverá su situación procesal.

Junto a Jones Huala se detuvo a otro sujeto (no identificado), aunque bajo los cargos de “abigeato”, fundamentado “en la cantidad de cabezas de ganado diseminadas por todo el predio”, se indicó.

De igual modo, la vigilancia previa en el paraje rural permitió a los investigadores determinar la presencia hasta hace pocos días de Gael Vázquez, también con pedido de captura de Interpol, quien fue aprehendido en la frontera cuando intentaba volver a Chile.

En el caso de Huala, pesa un pedido de captura internacional por hechos delictivos concretados tanto en Chile como en Argentina, atribuidos al grupo organizado Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), entre los que figuran los incendios a una estancia en Río Bueno (cerca de Valdivia); a un camión del transportista Luis Rastellini (de General Roca); ataques al consulado chileno en Bariloche y también a la Catedral; junto a su presunta responsabilidad por varios focos forestales en la región andina (operativo “Tormenta de fuego”), siempre ataviados con pasamontañas o pintura negra que les cubre la cara y con uniformes de guerra.

Fue detenido a las 7.30 de este viernes por el Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP), enviado desde Rawson y con apoyo de efectivos de la Unidad Regional Esquel, que sorprendió a los moradores del campamento instalado dentro de la propiedad de Benetton, sin dar tiempo a reaccionar a Jones Huala, quien finalmente se entregó sin resistencia. Incluso en el mismo lugar “se secuestraron armas de fuego de guerra y se constató la faena de ganado mayor”, según precisó el comisario Elvio González.

De igual forma, en dicho escenario, ubicado entre la entre la ruta nacional 40 y el río Chubut, la policía identificó y detuvo al menos a una docena de militantes de la causa mapuche, quienes en marzo de 2015 tomaron tierras y se establecieron pese a los intentos de desalojo.

Este sábado hubo una movilización en Esquel “para repudiar los hechos” y pedir por la liberación de “los 7 militantes aún presos”. Además “quedó gente en Leleque, en la ruta, a la que la policía no deja volver a sus casas. Van a pasar la noche a la intemperie y no tienen nada para comer”, reflejó una de las militantes.

Destacados:

En Chile, su antecedente más grave es, además de haber incendiado un campo, rociar con combustible y prender fuego a un carabinero para poder escapar.

“Tirales combustible hasta dos metros de distancia. Que no les llegue el fuego, pero que se asusten tanto que no se atrevan a denunciarnos” (frase atribuida a Jones Huala).

Adjunto foto gentileza Hernán Mercer (Radio 3)


Temas

Bariloche
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora