Juicio Escuelita VI: hoy la fiscalía pide las penas

Tres de los ocho acusados de delitos de lesa humanidad en el VI Juicio "La Escuelita" negaron su participación en los secuestros y torturas. Los otros acusados se llamaron a silencio.



Dos acusados declararon por videoconferencia desde Comodoro Py (Foto Florencia Salto)

Dos acusados declararon por videoconferencia desde Comodoro Py (Foto Florencia Salto)

El VI juicio por delitos cometidos por la dictadura se reaunudará hoy a las 9 con el alegato y pedido de pena de la fiscalía federal. Son 8 acusados, siete militares de inteligencia y de alto rango y un comandante de gendarmería.

La etapa testimonial se cerró el martes con la indagatoria de los acusados de los cuales solo tres quisieron hablar.

Se debatieron 10 casos de detenidos desaparecidos. Solo de Juan Marcos Herman no se conoce su destino.

Ayer declararon tres de los militares acusados. El suboficial del destacamento de Inteligencia 182, Carlos Benavídez, fue el único que estuvo presente durante su indagatoria en la sala de audiencias.

El ex interventor de Roca y jefe de inteligencia en al zona andina, Fernando Zárraga, habló extensamente desde Comodoro Py. El gendarme Emilio Sacchitella rechazó las acusaciones, por sistema de video.

No hablaron los jefes militares Néstor Castelli, Oscar Reinhold, Jorge Molina Ezcurra, Sergio San Martín y Jorge Di Pasquale.

El oficial de inteilgencia Carlos Benavídez, negó haber participado del secuestro de Juan Herman foto Florencia Salto)


Benavídez fue el más escueto: “niego los hechos que se me imputan”, sostuvo.

El ex interventor de Roca hasta permitió preguntas. “Ratifico lo de Olivera”, dijo Zárraga quien negó haber sido de Inteligencia del Ejército.
Dijo “lamentar”las “visicitudes” por las que pasó la familia Herman de Bariloche, en referencia al secuestro, desaparición y torturas de Juan Marco Herman; pero seguidamente dijo que lo ocurrido con el ex concejal de Roca, Oscar Olivera “lo volvería a hacer”.

Planteó que cuando asumió como interventor del municipio roquense a pocas horas del golpe de Estado, removió a todos los concejales, a los que acusó de haber robado durante su función pública.

“Le dije que venia a desplazarlo, con acta firmada por escribano”, sostuvo el coronel retirado quien aseguró que envió a la alcaidía a los concejales peronistas pero “no fue por razones políticas”, en marzo de 1976.

“Yo mandaba en la municipalidad (de Roca), no en otro lado”, sostuvo el militar quien insistió en negar que integraba la “comunidad informativa” de Bariloche, cuya función era la ubicación, el secuestro y fijar el destino delos blancos secuestrados durante los operativos de los grupos de tarea.

Zárraga criticó las acusaciones de la fiscalía en su contra y ratificó haberse enterado del secuestro de Herman a las pocas horas del operativo, cuando un comisario fue hasta la casa de Néstor Castelli en Bariloche -donde se desarrollaba una fiesta- y le informó al entonces jefe de la escuela militar de instrucción andina e interventor provincial durante la dictadura, Néstor Castelli, que habían detenido a Herman.

Castelli dijo -en instrucción no ayer en indagatoria- que sólo supo del secuestro del estudiante barilochense cuando el padre de Herman lo fue a ver para saber dónde lo tenían.

Para el fiscal, confirmó la ilegalidad de su accionar

“La legalidad no lo da su palabra sino la ley: lo detuvo sin orden judicial, todo lo demás es ilegal”, sostuvo ayer el fiscal Miguel Angel Palazzani al término de la declaración indagatoria del coronel retirado Fernando Zárraga, quien dijo que “lo volvería a hacer” por haber enviado a la alcaidía al ex concejal Oscar Olivera y todo el gobierno peronista que estaba en la municipalidad en marzo de |1976.

La fiscalía pedirá condenas para los 8 militares acusados mañana miércoles, al término del alegato que comenzará a las 9 foto Florencia Salto)

Agregó que aunque Zárraga negase ser parte de la cúpula de inteligencia de Bariloche cuando funcionó el centro clandestino, “su legajo es claro y lo ubica como jefe de inteligencia y de operaciones; tenía un lugar importantísimo en la cadena de mandos y en la Escuela de Instrucción Andina, más allá de su rol como intendente de Roca, jefe de Policía y director de la radio LU8”, marcó.

“Es llamativo después de todo ese desembarco de títulos, se ubique en un lugar cuasi intrascendente”, planteó.


Comentarios


Juicio Escuelita VI: hoy la fiscalía pide las penas