Juicio por Lucas Caro: Testigos dijeron que Vázquez iba en zigzag por avenida Bustillo

Relataron que conducía por momentos a contramano, invadía carriles y banquinas, y sobrepasaba vehículos. "No había manera de que esa noche no muriera alguien", dijo una de las testigos.

Testigos de los momentos previos al siniestro vial que terminó con la vida de Lucas Caro (17) relataron que Matías Vázquez conducía de manera temeraria, por momentos a contramano, zigzagueante y sobrepasando vehículos por la avenida Bustillo la noche del 27 de febrero pasado.

Hernán Jaraj, Paula Lucchini y Alejandro Novas dieron hoy crudos testimonios, en la segunda audiencia por el juicio oral y público por el homicidio culposo agravado de Lucas Caro. Los tres testigos transitaban por la avenida Bustillo en dirección oeste-este, fueron sobrepasados por Vázquez y observaron las maniobras que realizaba al volante.

No había manera de que esa noche no muriera alguien, ya fuese una familia, cualquier persona que fuera caminando (…) conducía a contramano en sentido al centro, se subía a la banquina, zigzagueaba en el tránsito de una manera muy temeraria. Sentí mucho miedo”, dijo Lucchini, quien se mostró afectada y su voz se quebró al rememorar aquel día.

La mujer indicó que también salió del camping Cirse, al igual que Vazquez, aunque no tenía ningún vínculo, y salieron varios vehículos en caravana cerca de la medianoche. Insistió en su relato que advertía temor y una tragedia por la manera de conducir de la persona al volante del vehículo Subaru color claro, que la sobrepasó antes de la curva del kilómetro 10. “Iba a contramano conduciendo, sobrepasando a una velocidad mucho mayor de la permitida”, reforzó.

Lucchini indicó que a la altura del kilómetro 10 de Bustillo tomó una calle barrial para desviarse hacia Villa Los Coihues, por lo que no llegó al lugar del siniestro aunque sus amigos que iban en otros vehículos delante de ella, le avisaron por teléfono que había ocurrido un accidente. “Sentí que tendría que haber hecho algo pero qué podés hacer cuando vas manejando, no se a quién podés avisar para que lo paren, para que no suceda esto y termine de esta manera”, enfatizó ante los jueces y la mirada atenta de Vázquez y los padres de Lucas Caro.

Insistió que no pudo hacer nada “más que rogar que no mate a nadie, tal vez otras noches no pasó nada pero esa noche sí, lo lamento muchísimo, no sé que podemos hacer como ciudadanos más que aportar a que esto no pase más”, indicó Lucchini.

También Jaraj relató lo vivido esa noche en la avenida Bustillo. Dijo que el auto Subaru “venía pasando autos, se metía y salía entre los autos de una manera muy brusca” y lo perdió de vista después de Puerto Moreno.

Al llegar al lugar del accidente, en el kilómetro 9,500, advirtió un corte de tránsito y queda en la fila de vehículos, cuando pudo avanzar observó a un joven tirado. Al día siguiente se presentó de manera voluntaria en la fiscalía para relatar lo que había visto minutos antes respecto de la conducción del Subaru involucrado.

Novas fue otro de los testigos del juicio que relató los momentos previos en relación a la conducción de Vázquez. Dijo que tras retirarse del camping Cirse, en dirección al centro, observó por el espejo retrovisor un auto que “venía zigzagueando y me pasa a alta velocidad, era un Subaru claro y le dije a mi esposa 'mirá a este loco'”, se ponía a contramano, recuerdo que en la bajada de Bahía Serena lo vi por el carril contrario con autos de frente, zigzagueando para salir y entrar”.

El testigo remarcó que advirtió que podría pasar una tragedia con ese vehículo porque “tenía una forma de manejar súper rara, muy anormal para el tráfico que había”. Al pasar por el lugar del siniestro vial, intentó descender del auto al observar a un joven tirado a un costado y personas que le practicaban maniobras de reanimación pero finalmente continuó viaje porque iba con sus hijos pequeños. “Estábamos todos en shock”, remarcó.

En la audiencia de hoy también atestiguaron el jefe de gabinete municipal, Marcos Barberis, que había compartido la tarde/noche con Vázquez desde las 16 en el camping Cirse, junto a Federico Ghiglione, quien celebraba su cumpleaños en ese predio al aire libre.

Ambos indicaron que estuvieron con el imputado de manera esporádica, bebieron alcohol y juntos se retiraron del lugar en dirección al oeste ya que se fueron a cenar a otro lugar. Vázquez salió solo en su auto en dirección al este. Ninguno pudo precisar cuánto había bebido Vázquez durante la tarde.

También declaró Juan José Arenas, director de Parques y Jardines del municipio, que acudió al camping Cirse con su familia y se encontró allí con Barberis, Ghiglione y Vázquez. Dijo que a medianoche se retiró en su camioneta blanca y al pasar por el lugar del accidente esquivó a una persona que estaba parada sobre la tura y avanzó. Esa persona era Graciela Blasi, la madre de la novia de Lucas, que tras el accidente pidió auxilio.

Respecto a cómo encontró a Vázquez en el predio del camping, Arenas admitió que estaba en "estado de ebriedad".

El director de Tránsito del municipio, Carlos Catini, también fue convocado como testigo para este juicio ante la consulta de la fiscalía por los antecedentes de multas de tránsito de Matías Vazquez. Precisó que tenía acreditadas de manera previa 4 multas por mal estacionamiento y 2 por cruzar semáforos en rojo.

Catini además certificó que la pipeta utilizada por el alcoholímetro con el que se tomó el testeo a Vázquez 10 horas después del accidente estaba homologada y certificada por el INTI. La última revisión se había realizado en noviembre de 2020 y tiene un plazo de seis meses hasta la siguiente homologación.


Comentarios


Juicio por Lucas Caro: Testigos dijeron que Vázquez iba en zigzag por avenida Bustillo