Juntos inscribe la nueva fórmula este lunes, y el malestar de Pesatti

Los apoderados presentarán los nuevos candidatos en el Tribunal Electoral. Pesatti se enojó, se retiró de la reunión y mantiene el silencio. 



El oficialismo inscribirá este lunes su nueva fórmula Arabela Carreras-Alejandro Palmieri en el Tribunal Electoral para la elección a gobernador de Río Negro del domingo 7 de abril. La conducción de Juntos resolvió -rápidamente- el reemplazo del gobernador Alberto Weretilneck, pero quedaron ciertos enfados por los elegidos.

El vicegobernador Pedro Pesatti se fue molesto de la reunión dirigencial, convocado para formalizar la dupla elegida por el gobernador. El viedmense llegó a Cipolletti con el propósito de quedarse con la candidatura principal, a pesar que Weretilneck telefónicamente ya le anticipado que su estrategia era otra.

La fórmula Carreras- Palmieri fue hechura exclusiva del mandatario. Existieron reparos. Algunos fueron de claro malestar, como la enojada retirada de Pesatti del encuentro cuando entendió que todo estaba resuelto de antemano. Expresó su fastidio mientras algunos colaboradores suyos -afuera- lo hacían a viva voz, con insultos.

Optó, después, por el silencio y no contestó cuando “Río Negro” lo llamó. Así, no se conoce aún ninguna reacción pública suya. En cambio, en las redes sociales, militantes de Viedma convocan para este lunes a reunirse frente a Casa de Gobierno para reclamar por “Pedro Gobernador”.

Ante la publicación de RíoNegro, fuentes allegadas al vicegobernador transmitieron que Pesatti ya solicitó a los organizadores suspender esa manifestación.

Casi simultáneamente, el apoderado de Juntos, Damián Torres estará inscribiendo a la nueva fórmula. La misma registró observaciones internas directas, menos conocidas. A Weretilneck se lo alertó por la condición de mujer de Carreras y la eventual resistencia del electorado rionegrino.

El mandatario resistió esa mirada y, en definitiva, lo ubicó como contrapunto de otra mujer en la mayor postulación: la radical Lorena Matzen. “Arabela ayudará a que el voto no vaya a Cambiemos”, afirmó.

La diseminación preocupa al gobernador. Arengó esa situación para negarse a cambios bruscos, anclándose en la “ ventaja lograda”. Su simplificación consistía en subir a su compañera e incorporar a Palmieri en la formula, que ocupa el noveno lugar en la sábana. Ese binomio -agregó- cumple con la representación territorial necesaria, entendiendo que Viedma y Cipolletti mantendrán sus caudales.

La defensa de Carrera significó una indirecta resistencia a Palmieri, que ubicó -exclusivamente- en la vice. Algunos planteaban la rotación, pero Weretilneck se rehusó para evitar demasiada agitación y priorizó a Bariloche. Existió un componente no relatado: el gobernador no olvidó el desplante de Palmieri cuando, a mediados del año pasado, se negó a la candidatura a la gobernación. El viernes la aceptaba, pero Weretilneck -evidentemente- ponderó aquel rechazo. Aquel inicio era mucho más aventurado frente a las perspectivas presentes.

Sigilosamente, el mandatario resolvió esa deliberación. El debate público emergió por el pedido de Pesatti por la candidatura mayor. Se lo adelantó desde Viedma y partió hacia el Alto Valle. Ya todo estaba resuelto y, a poco de comenzar la reunión, Pesatti se fue molesto.


Comentarios


Juntos inscribe la nueva fórmula este lunes, y el malestar de Pesatti