Exclusivo Suscriptores

Candidato a juez de Neuquén defendió el pago de la antigüedad desde la matriculación

También justificó los honorarios que cobra la fiscalía de Estado por su participación en los juicios ejecutivos. Su pliego pasó al recinto para el debate.

Luis Quiles, abogado recibido en 2006 en la Universidad Nacional del Comahue, matriculado en 2007, hijo de una docente jubilada y un oficial de policía retirado, exfuncionario de la Asesoría General de la Gobernación entre 2017 y 2019, actual candidato a juez civil de Neuquén, fue entrevistado este martes en la comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura.

Entre otras definiciones, justificó que las y los abogados que ingresan al Poder Judicial (como sería su caso si aprueban el pliego) cobren antigüedad desde su matriculación y no desde el día que ingresaron a la función.

Si bien consideró que el debate es «saludable» (hay dos proyectos para eliminar ese cálculo que se considera un privilegio), opinó que la situación de la subcaja previsional del Instituto de Seguridad Social de Neuquén a la que tributan magistrados y funcionarios «podría mejorar». Pero también dijo que «tal vez la subcaja tenga superávit», como afirman muchas voces desde el Poder Judicial.

Está puesta en discusión además la ley especial 859, que fija las reglas para la jubilación del sector y que un proyecto de ley propone derogar porque considera «privilegiada», no «de privilegio» (como la ya fulminada ley 1282).

«¿Qué Poder Judicial queremos?»


Quiles respondió a todo ese panorama con un concepto: «hay que ver qué Poder Judicial queremos».

Y se explayó: al abogado que concursa para ingresar al Poder Judicial «yo lo valoro, no por mi caso particular, sino porque el Poder Judicial necesita abogados que tengan otra visión, que vengan de afuera».

«Usted lo incorpora, le dice valoro tus 18 años de ejercicio liberal de la profesión, fantástico, pero la antigüedad se borra y empezás de cero. De esa manera, para mí, se genera una especie de injusticia con ese letrado y generás falta de incentivo para que haya competencia dentro del Poder Judicial. Si valoramos esa experiencia, hay que retribuirla», argumentó.

En un juego de palabras, Quiles se preguntó a continuación «¿qué pasa con los otros profesionales que no tienen este régimen?». Y se respondió: «la pregunta es: ¿son tareas asimilables la del magistrado con la del médico, contador, asistente social, en el ámbito del Poder Judicial?. Si la respuesta es sí, por la importancia, por la carga emotiva, el estrés, entonces se debería dar el mismo tramite», es decir, reconocer la antigüedad desde la matriculación.

«Lo que los iguala es la tarea, no la condición de profesionales», remarcó el concepto.

Los honorarios del fiscal de Estado


Lorena Parrilli (Unión por la Patria) le preguntó si era necesario regular los honorarios profesionales en los juicios ejecutivos. «Una multa de 3.000 pesos paga honorarios por 300.000» ejemplificó.

Si bien la pregunta no aclaró que el principal beneficiado con esos honorarios es el fiscal de Estado, Raúl Gaitán, el candidato Quiles demostró que sabe con quién no conviene enemistarse. «No sé si esos honorarios son onerosos. Suelen ser desproporcionados. No sé si es mucho o poco», respondió.

No responderás en abstracto


Un apartado lo escribió Claudio Domínguez (MPN) que al estilo de su época en el Consejo de la Magistratura, le tomó examen al candidato con el enunciado de casos teóricos. El capítulo 1 del manual del juez aconseja sólo responder sobre casos concretos que hayan llegado a su conocimiento para resolver, pero Quiles intentó satisfacer la curiosidad del legislador. Hasta que el interrogatorio se extravió a raíz de sucesivos remiendos al planteo original, y salió en su auxilio Carlos Coggiola (Neuquén Federal): «usted (dijo a Domínguez) le está planteando sólo la postura de la parte actora, falta la opinión de la contraparte, la prueba, y recién ahí el juez puede resolver», instruyó.

Durante su paso por el Consejo de la Magistratura, Quiles se impuso un corsé. Dijo: «la persona que decide acceder voluntariamente a un cargo de juez debe aceptar que su proyecto de vida debe tener ciertas restricciones en cuanto a su vida social, porque eso hace a la imagen y al nivel de confianza que la sociedad deposita en él».

Con esa vara tan alta, la consejera Belén de los Santos le preguntó sobre cuestiones éticas en el ejercicio de la profesión, como quedarse con un bien como parte de pago, y si había recibido alguna sanción. Fue la única que le puso un bajo puntaje por su desempeño en la entrevista personal.

El pliego del candidato a juez civil pasó al recinto, donde recibirá tratamiento.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora