Polémico apartamiento del juez de Cipolletti con «violencia moral»: estuvo 13 años con el expediente

La presidenta del Foro de jueces y juezas Florencia Caruso hizo lugar a la excusación de Lucas Lizzi, magistrado de Ejecución en Cipolletti. A pesar que estuvo años con el proceso del "Criminal de las rutas", se excusó semanas atrás porque nunca antes lo había visto en persona.

En una polémica decisión, la presidenta del Foro de Cipolletti aceptó la excusación del juez que, después de verse cara a cara con un preso, sintió violencia moral. Nada dijo en la resolución respecto de los 13 años en que el juez administró el expediente: ¿se vio afectado el derecho de defensa?


La presidenta del Foro de Jueces y Juezas, cuya función es resolver meramente trámites administrativos, aceptó la excusación de Lucas Lizzi.

Nada dijo en su resolución Florencia Caruso respecto del tiempo en que el juez de ejecución tuvo el expediente de José Antonio Zapata, conociendo – se supone- que la víctima era su amigo personal, Héctor Parlanti. “El Pato”, como Lizzi lo llamó en una extensa resolución en la que fundamentó su excusación por la violencia moral que le había provocado Zapata.


El caso fue más o menos así: José Antonio Zapata, conocido como el criminal de las rutas, está condenado a prisión perpetua por el homicidio de Parlanti. También cometió una seguidilla de violaciones a mujeres.


Parlanti, era amigo personal y el odontólogo de Lizzi, el juez de ejecución de Cipolletti. Lizzi tuvo el expediente por 13 años pero en esa década jamás hizo una audiencia con Zapata. Incluso llegó a denegarle y a otorgarle los beneficios de la ley de ejecución pero nunca lo vio. Spoiler Alert: ¿la ley no establece que los jueces de ejecución deben hacer visita de cárceles?


La semana pasada, Lizzi vio por primera vez a Zapata en una audiencia y tuvo una reacción inesperada: “esa sola circunstancia me produjo un repudio enorme, gran violencia moral, que nunca antes había tenido. Probablemente era por que tenía en frente mío y por primera vez a quien le había arrebatado a sangre fría, la vida a Héctor”, escribió en una resolución que subió al sistema.


La excusación fue aceptada por la presidenta del Foro Florencia Caruso. El argumento de la violencia moral fue suficiente. La causa pasó a manos de la novel jueza de garantías Amorina Sánchez Merlo.

Nada dijo Caruso en su resolución respecto de los 13 años en los que Lizzi tuvo el expediente, conociendo, se supone, que Zapata había matado a su amigo. ¿Se afectó el derecho de defensa? ¿Corresponde un llamado de atención para un juez que resuelve sin imparcialidad?. La defensa de Zapata brilla por su ausencia.


Temas

Cipolletti
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora