Crueldad con los animales: un hombre ahorcó a un perro que ni le ladró y todo quedó filmado

Le formularon cargos a la vecina de la dueña del animal porque le prestó un cable para que pudiera matarlo. El autor escapó y no pudieron identificarlo.

César era un pitbull de pelaje marrón y blanco, de cinco años, que no salía nunca de la casa de sus dueños en Centenario. Ni siquiera al patio. Pero el 29 de junio del 2021 entre las 17:45 y las 18:30 su propietaria llevó a su madre a Neuquén a vacunarse contra el Covid, y de alguna manera se las ingenió para escapar a la calle.

La cámara de vigilancia de la vivienda filmó todo lo que sucedió. Pasó un hombre caminando, robusto, con gorro azul, barbijo negro, campera, abrigo azul, pantalón gris, zapatillas azules, suelas blancas.

César no tuvo ninguna actitud agresiva hacia él. Pero el hombre lo sujetó y empezó a golpearlo en la cabeza con una piedra.

En una audiencia realizada ayer, la fiscal Julieta González indicó que en la filmación se aprecia que el perro sólo intentó escaparse del castigo. No trató de morder al hombre, ni se volvió hacia él de ninguna manera.

En eso se acercó al animal (por el can) la vecina que vive enfrente de la dueña, a la que se identifica con las iniciales REP. Conversó con el sujeto que no dejaba de pegarle, y le alcanzó un largo cable que estaba en la calle.

Con ese elemento, el desconocido ahorcó a César hasta provocarle la muerte. Lo dejó tirado en la calle y se fue.


Partícipe necesaria


La fiscal González indicó que el autor no pudo ser identificado hasta el momento. En la audiencia de hoy le formuló cargos a la vecina por el delito de ejercer actos de crueldad contra un animal en calidad de partícipe necesario, que tiene una pena de 15 días a un año de prisión.

La querella ejercida por Noelia Barainca y Julia Busqueta en representación de la dueña de César, adhirió.

El defensor jefe Fernando Diez se opuso a la acusación. Dijo que la fiscalía «está haciendo una novela» porque la imputada y el autor del hecho «no se conocían, y ella pudo alcanzarle el cable para que atara al can y lo llevara de regreso a la casa. No puede hacerse responsable de la conducta del hombre».


«Los perros son mi vida»


La dueña de César habló al final de la audiencia. Entre lágrimas, dijo que «es la primera vez que pierdo a alguien. No tengo hijos, los perros son mi vida. Lo cuido, lo alimento, lo vacuno, está todo el día adentro, mira televisión».

Aseguró que «lo saco a pasear con bozal, tengo mucho cuidado con eso. Nunca atacó a nadie. Incluso cuando está en el patio lo tengo atado. Una vez entró un perro a mi casa y se pelearon, y él estaba atado».

El juez de Garantías Luis Giorgetti no descartó que la vecina haya intervenido sin dolo, pero dijo que esa hipótesis debe investigarse.

Por eso dio por formulados los cargos y otorgó un mes de plazo para la investigación, tal como solicitaron la fiscalía y la querella.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora