Tras seis horas concluyó la inspección ocular donde mataron a Rafael Nahuel en Villa Mascardi

Los jueces del tribunal federal de Roca encabezaron la diligencia que se desarrolló con un amplio operativo de seguridad. El fiscal valoró el trabajo hecho en el lugar donde ocurrió el homicidio en noviembre de 2017 y querellantes destacaron que se demostró que hubo una "cacería".

Bajo un cielo despejado y un sol radiante, los jueces Alejandro Silva, Simón Bracco y Pablo Diaz Lacava avanzaron este martes entre el cordón conformado por casi 40 efectivos de la Policía Federal, que custodiaba el acceso del sendero, y comenzaron el ascenso hacia la montaña. Los siguieron el fiscal federal Rafael Vehils Ruíz, los abogados por las querellas, las defensoras de los imputados, funcionarios judiciales y policías. Eran las 11.13. La inspección ocular en el lugar donde mataron al joven mapuche Rafael Nahuel el 25 de noviemnbre de 2017 estaba en marcha.

Casi seis horas después la comitiva descendió. Cada uno con sus propias conclusiones. “La inspección se realizó de modo exitoso”, sostuvo tras la diligencia judicial el fiscal federal en diálogo con Diario RÍO NEGRO. “Fue muy provechosa para este Ministerio Público Fiscal que es el que la solicitó”, sostuvo.

Dijo que el clima fue muy parecido con aquella jornada del 25 de noviembre de 2017, cuando ocurrió el homicidio de Nahuel. El cielo no estaba nublado y no había viento.

Destacó que con esas condiciones climáticas óptimas se pudo ubicar, con la ayuda de la georreferencia, los sitios clave para establecer cómo sucedieron los hechos. Sobre todo, los puntos desde los que los imputados hicieron los disparos con las armas de fuego hacia los jóvenes mapuches de la comunidad Lafken Winkul Mapu.

Junto a la comitiva policial ascendieron los testigos Fausto Jones Huala (hermano de Facundo, detenido en la cárcel federal de Esquel) y Lautaro González, que bajaron a Nahuel herido de muerte desde la montaña hasta la Ruta 40. También, estuvo Johana Colhuan, que sufrió una herida de arma de fuego aquella trágica jornada en Villa Mascardi. Los padres de la víctima no asistieron por recomendación de los querellantes.

Johana no estuvo sola. Dos psicólogas de la Secretaría de Derechos Humanos de Nación la acompañaron para asistirla durante la diligencia. El tercer herido durante esa jornada Gonzalo Coña, miembro de la comunidad Lafken Winkul Mapu, no asistió porque está prófugo de la justicia.

El fiscal valoró que se escuchó a Jones Huala, González y Colhuan, prima de la víctima, en el lugar de los hechos. También dieron su versión dos de los albatros de Prefectura imputados Sergio García y Juan Obregón y dos testigos de esa fuerza federal, que estuvieron esa jornada de 2017 en ese sector de Villa Mascardi, distante a unos 35 kilómetros al sur de Bariloche. Los restantes tres imputados Guillermo Cavia, Francisco Pintos y Carlos Sosa habían anticipado que no viajarían.

La inspección ocular la pidió la fiscalía y el tribunal, integrado por los jueces Silva, Bracco y Díaz Lavaca, la autorizó. Por eso, viajaron desde Roca, donde se desarrolla el juicio contra los cinco albatros imputados por el homicidio de Nahuel, hasta Bariloche.


Fuerte y celoso operativo de seguridad


La diligencia se hizo a unos 1.000 metros de la ruta. En un lugar de abundante vegetación y pendientes pronunciadas. La inspección ocular se desarrolló en medio de un celoso operativo de seguridad, con casi un centenar de efectivos de la Policía Federal, de la PSA y de Gendarmería Nacional. El personal de la Policía de Río Negro estuvo a cargo del tránsito asistido por ese tramo de la Ruta 40 durante las horas que duró la diligencia judicial.

Mujeres de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu agredieron a efectivos de la Policía Federal que bloqueaban el acceso al sendero por el que avanzó la comitiva judicial. La machi de la comunidad Betiana Colhuan, con su hijo a cuestas, y su madre María Nahuel reprocharon con insultos a los policías porque les impidieron pasar hasta el rewe que la comunidad levantó en ese lote de Parques Nacionales durante la usurpación. Nahuel hasta le dio una cachetada a uno de los jefes, que terminó en el suelo. El hombre le había negado el paso porque le explicó que no estaban autorizadas a entrar.

María Nahuel lanzó fuertes insultos contra los efectivos de la Policía Federal que formaban el cordón para impedir que ingresaran al rewe, en un lote de Parques Nacionales en Villa Mascardi. (foto Alfredo Leiva)

«Mataron a mi sobrino acá, ¡asesinos malditos!», les gritó, furiosa, Nahuel. «¡Hijos de puta!» Mientras una mujer mapuche filmaba con su celular los rostros de los varones y mujeres de la Policía Federal que estaban en la primera línea del cordón, que se mantuvieron en sus posiciones. «¡Ojalá que les pase algo a tus hijos, a tus nietos!», les gritaba, exaltada, a la cara Nahuel a uno de los responsables del operativo.

«Este es mi lugar, déjenme pasar», exigía la machi, con su hijo. «¿A qué le tienen miedo?, ¿a las mujeres, a los niños?», interrogaba la joven mapuche. «Todos son asesinos», afirmó Nahuel, la madre de la machi. «Este es el lugar de la machi. Acá esté el rewe. Acá tenemos que estar. ¡Dejen pasar hijos de mil puta!», lanzó Nahuel. Después de casi 45 minutos, les permitieron el ingreso al rewe y la situación se tranquilizó.

La comunidad fue desalojada el 4 de octubre del año pasado de los predios que durante casi cinco años mantuvo usurpados. El desalojo lo ejecutaron miembros de la Policía Federal por orden de la entonces jueza María Silvina Doimínguez, que subrogaba el juzgado federal de Bariloche.

Diario RÍO NEGRO estuvo en el lugar, fuera del perímetro custodiado, a la vera de la Ruta Nacional 40, debido a que no se permitió el acceso a la prensa.

El fiscal federal Rafael Ruiz Velhis y el juez Alejandro Silvia, son parte de la comitiva que se trasladó desde Roca hasta Villa Mascardi. Foto: Chino Leiva

En el acceso al sendero se dispuso un cordón policial y en los alrededores un fuerte operativo de seguridad en el que participaron distintas fuerzas como PSA, Gendarmería, Policía Federal, Policía de Río Negro. También hubo una ambulancia y una unidad de la brigada de Incendios Forestales de la Policía Federal.

Abogados querellantes Rubén Marigo y Ezequiel Palavecino, integran la comitiva que realizó la inspección ocular en Mascardi. Foto: Chino Leiva

El juicio se reanudará el martes


El juicio contra los cinco albatros imputados por la fiscalía federal por homicidio agravado por la utilización de armas de fuego cometido con exceso en la legítima defensa, que se desarrolla desde mediados de agosto pasado en el tribunal oral federal de Roca, se reanudará el martes próximo.

Cavia está imputado como el supuesto autor del disparo que mató a Nahuel y los cuatro albatros restantes como partícipes necesarios. Ya se hicieron 18 audiencias, pero el juicio continuará hasta el 22 de noviembre, con la instancia de incorporación de prueba la semana que viene, alegatos de partes y finalmente el veredicto.

Mujeres mapuches reclamaron ingresar al rewe y luego de entredichos con policías, accedieron al predio de Villa Mascardi. Foto: Chino Leiva

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios