Juzgan a la mujer que asesinó a su familia

Sara Ibáñez estará en el banquillo de los acusados. Podría ser condenada a prisión perpetua.



CUTRAL CO (ACC) - Comenzarán a ventilarse hoy los pormenores de la masacre del aeropuerto de Cutral Co, en la primera y única audiencia del juicio contra Sara Ibáñez, imputada del hecho. Se le atribuyen los asesinatos de su pareja Fabián Blanco (de 29 años), y sus hijos Magalí y Ulises de 5 y 2 años, respectivamente.

El debate se desarrollará desde las 9 en el segundo piso de la cooperativa Copelco, según lo dispuso la Cámara Multifueros de Zapala.

La navidad del "99 sorprendió a los vecinos de la comarca petrolera cuando cerca del mediodía se conoció la noticia sobre un cruento episodio desatado en una de las casas del aeropuerto local. A pesar de la distancia con el radio céntrico, poco a poco la gente fue acercándose hasta el lugar con la intención de confirmar las versiones que corrían como reguero de pólvora en toda la ciudad.

Allí, en una de las casas que ocupaba el matrimonio que integraban Fabián Blanco y Sara Ibáñez, junto a sus hijos Magalí y Ulises era el escenario de la tragedia. El hombre y los niños estaban sin vida, mientras que la mujer permanecía con cortes en las muñecas y el cuello, además de otros golpes.

Los rumores iniciales de un robo de características espeluznantes dejó paso a un crimen múltiple puertas adentro. Así fue que con el correr de las horas, los investigadores descartaban otras hipótesis y abonaban con firmeza las sospechas que apuntaban hacia Ibáñez.

La tragedia se desató en la madrugada del 23 de diciembre del "99. Según lo que se conoce por ahora, una feroz pelea entre el matrimonio habría sido el detonante para lo que ocurrió más tarde. Blanco, que era empleado municipal, habría ido a dormir después de la discusión.

Y ese habría sido el momento en que Ibáñez aprovechó para dispararle y asestarle varias puñaladas con un cuchillo bien afilado. Los niños también recibieron balazos y lesiones con un arma blanca. Todos los asesinatos habrían sido efectuados mientras las víctimas dormían.

Recién pasado el 25, un vecino que se acercó hasta la casa y golpeó la puerta se encontró con la masacre. Se estima que la mujer pasó cerca de 30 horas en el interior de la vivienda con los tres cadáveres.

Ibáñez fue hospitalizada de inmediato y aunque sus heridas no revestían gravedad, estuvo un poco más de diez días internada en una clínica privada. Además de las heridas cortantes, la mujer habría sufrido un aborto espontáneo.

La jueza Beatriz Martínez, que intervino en la causa, ordenó todas las pericias y con los primeros resultados que entregaron los investigadores, solicitó la detención de la mujer de 35 años.

Una vez que recibió el alta médica en la clínica donde permanecía custodiada fue trasladada hasta la Cárcel de Mujeres en Neuquén. El fiscal Santiago Terán cuando concretó la elevación de la causa a juicio la acusó de triple homicidio calificado por alevosía y por el vínculo.

El tribunal lo integran los jueces Enrique Modina, Víctor Hugo Martínez y Oscar Rodeiro. La fiscalía estará a cargo de Ladislado Simón y Sara Ibáñez será defendida por el abogado Eves Tejeda, quien también participa como defensor de uno de los acusados en el triple crimen de las chicas de Cipolletti

Hizo dos visitas a la tumba de sus hijos

CUTRAL CO (ACC).- En enero del año pasado, antes de ser trasladada a Neuquén para cumplir la orden de detención acusada del asesinato de su concubino y sus dos hijos, Sara del Pilar Ibáñez pidió ser llevada a la tumba de los chicos, en el cementerio local.

Meses atrás, en una ocasión en que fue traída por el fallecimiento de un familiar directo, también solicitó ir al lugar donde están los restos de los niños. La fuente se abstuvo de responder cuando se la consultó si tuvo intención de ir hasta la sepultura de Néstor Fabián Blanco.

La mujer rechazó cualquier posibilidad de hablar de la tragedia con otras personas que no fueran de su círculo íntimo.

Siempre lleva colocado en la garganta un pañuelo, con el que disimula la cicatriz de la herida que se provocó el día de la tragedia. También presentaba cortes en las muñecas.

El juicio por el triple crimen será presenciado hoy por los familiares de Blanco, que esperaron el debate con gran expectativa, con la esperanza de conocer qué pasó aquella trágica jornada del verano de hace un año y medio.

Es probable que también los familiares de la única acusada, la mujer de 35 años que permanece detenida en una cárcel de Neuquén, asistan a la audiencia de hoy.

Antes de la elevación a juicio de esta causa, Ibáñez fue sometida a múltiples pericias psicológicas que les permitirán a los jueces evaluar el estado mental de la acusada por el triple homicidio. Incluso en julio del año pasado un equipo del Centro Regional de Estudios Interdisciplinarios sobre el delito -CEREID- se entrevistó con la única acusada.

Los resultados de esos estudios pueden ser determinantes para el tribunal.


Comentarios


Juzgan a la mujer que asesinó a su familia