Kamikaze hizo explotar camión y produjo 59 muertes

Se inmoló junto a un transporte de gas al sur de Bagdad.



Al menos 59 personas murieron y otras 86 resultaron heridas ayer por la noche cuando un kamikaze detonó la bomba que llevaba encima junto a un camión cisterna a 60 km al sur de Bagdad, en una jornada en la que perdieron la vida otras 16 personas en actos violentos en el país.

El camión, que transportaba gas doméstico y estaba aparcado en un barrio muy popular, cerca de una mezquita chiíta de Musayeb, estalló a las 20H00 (16H00 GMT), afirmó la policía iraquí, que dio un balance de por lo menos 59 muertos y 86 heridos.

El fuego se propagó por dos edificios de viviendas, que quedaron reducidos a escombros, destruyó varios comercios y causó importantes destrozos en la mezquita.

Se trata del atentado más mortífero desde hace casi un año en Irak, donde las fuerzas de seguridad libran una batalla encarnizada contra una guerrilla muy activa.

A los muertos de este atentado se suman otras 16 personas -entre ellas tres soldados británicos- que perdieron la vida el sábado en diferentes actos violentos en el país, al día siguiente de una jornada sangrienta que se saldó con al menos 28 muertos y más de un centenar de heridos (ver aparte).

El ataque ocurrió a unos cientos de metros de una base estadounidense. Policías y soldados iraquíes, junto con militares norteamericanos, acordonaron el área y la registraban por temor a ataques réplicas, dijeron testigos.

Según testigos y policías, el camión cisterna rodaba hacia la estación cuando un atacante corrió hasta alcanzarlo y detonó la bomba que llevaba.

La estación está en el centro de la ciudad cerca de una hilera de casas, muchas de las cuales fueron alcanzadas por las llamas, dijeron testigos.

Las estaciones de gasolina en Irak suelen estar flanqueadas por pequeñas tiendas llenas de usuarios. Musayib es una ciudad de población diversa al margen del río Eufrates en el llamado “Triángulo de la Muerte”, una zona apodada así debido a la gran cantidad de ataques de los insurgentes.

El viernes por la noche, murió asesinado el juez penal de Nasiriya (375 km al sur de Bagdad), Nurredin Ahmad, un kurdo originario de Kirkuk (norte).

Por su parte, once soldados estadounidenses fueron acusados de abusar de prisioneros que capturaron en Bagdad en medio de una intensa ofensiva antisubversiva, informaron el sábado las autoridades.

El mando militar dijo en un comunicado que los cargos, presentados el miércoles, fueron a raíz de las denuncias de un soldado asignado a una unidad en Bagdad de que “otros soldados supuestamente agredieron a presuntos terroristas''. “Ninguno de los insurgentes necesitó atención médica por las heridas sufridas a raíz de las supuestas agresiones”, dice la declaración. “Sólo uno de los presuntos terroristas sigue detenido por las fuerzas de la coalición en este momento”.

No fueron divulgados los nombres de los soldados acusados ni de su unidad, ni detalles de las agresiones denuncias. Las fuerzas estadounidenses e iraquíes han emprendido una intensa ofensiva antisubversiva en Bagdad -apodada “Operación Relámpago”- desde el 28 de mayo.

 

Bomba mató a tres soldados ingleses y hubo otros ataques suicidas

Una bomba mató a tres soldados británicos y dejó a otros dos heridos ayer en el sur de Irak, informaron las autoridades británicas, al día siguiente de una ola de ataques dejó un tendal de muertos en Bagdad.

Por otra parte, un suicida detonó sus explosivos dentro de una estación policial a 20 kilómetros al sur de Mosul, matando a seis policías e hiriendo a otros 20, informó el brigadier general Saíd Ahmed.

Otro suicida detonó su vehículo cargado de explosivos al lado de una patrulla policial iraquí en el barrio Dora de Bagdad, matando a tres comandos y dejando heridos a cinco civiles, informaron fuentes policiales y médicas.

El ataque contra los británicos, que han sufrido muchas menos bajas que los estadounidenses, ocurrió a las 2.30 de la madrugada en la ciudad de Amara en la provincia de Maysan, a 290 kilómetros al sudeste de Bagdad.

“Podemos confirmar que tres soldados de la Fuerza de Maysan Sur han fallecido como resultado de sus heridas sufridas en medio de hostilidades en las horas tempranas del sábado”, dijo un portavoz británico a condición de no ser identificado.

La policía iraquí dijo que una patrulla británica fue alcanzada por una bomba a la orilla de un camino en la zona de Risaala, en el centro de Amara.

En Londres, un portavoz del Ministerio de Defensa dijo que las heridas sufridas por los soldados británicos no eran graves. Con este suceso, la cifra de soldados británicos muertos en este conflicto asciende a 92. Para los estadounidenses, la cifra es de 1.763, según un conteo de la AP.

En Bagdad, un suicida detonó ayer su vehículo cargado de explosivos cerca de un convoy estadounidense en el sudeste de la ciudad, dejando en llamas a un vehículo militar blindado Humvee, dijo el teniente coronel Hassan Salloub. No hubo muertes del bando estadounidense.

El contingente británico en Irak está prácticamente circunscrito a la zona sur del país, poblada en su mayoría por chiítas y donde es mayor el apoyo al nuevo gobierno iraquí, de mayoría chiíta.

En noviembre, tres soldados británicos murieron por una bomba en un vehículo en el centro-sur de Irak, donde daban apoyo a una unidad estadounidense que sitiaba a Faluya.

Notas asociadas: TERROR EN LONDRES: Imagen muestra a los atacantes juntos y niegan que egipcio sea de Al Qaeda

Notas asociadas: TERROR EN LONDRES: Imagen muestra a los atacantes juntos y niegan que egipcio sea de Al Qaeda


Comentarios


Kamikaze hizo explotar camión y produjo 59 muertes