La aparición de una vaca muerta y mutilada reavivó el misterio



LAMARQUE (AVM).- Hubo por caso mil explicaciones: ratones de hocico largo, raras abejas carnívoras, etc. pero ninguna ha podido hasta ahora demostrar con certeza qué sucede con el ganado que aparece con raras mutilaciones, casi quirúrgicas. Esta semana el misterio volvió a apoderarse de Valle Medio con la aparición de una vaca con esas huellas en su cuerpo.

El inexplicable caso se dio en un campo ubicado a 22 kilómetros de Lamarque. Allí Rubén Godoy alquila el lugar para producir vacunos.

Pero este fin de esta semana se encontró con una de sus vacas muerta y mutilada, a 300 metros de un pequeño canal y a unos 5 kilómetros de los corrales.

Como en los casos anteriores el animal no presentaba rigor mortis, por el contrario a pesar de llevar varios días muerto estaba flácido.

Además no había sangre a su alrededor. Como así tampoco los animales carroñeros y los perros, abundantes en la zona, se habían acercado al animal.

Se supo que a la vaca se le habían extraído las ubres, el músculo de la quijada derecha, uno de los ojos, el aparato reproductor. Todo con precisión quirúrgica y como si además las heridas hubieran sido cauterizadas.

Godoy, a pesar de ser un conocedor en materia de campo, mencionó sentirse asombrado. "Nunca vi nada parecido. Porque no hay sangre ni de huellas, ni nada", mencionó.

Mientras que Rubén Varela, quien le alquila el campo, coincidió en estas apreciaciones. "Esto es muy extraño. Porque la vaca esta totalmente blanda, a pesar de llevar varios días acá. Además asombra cómo se realizaron las extracciones totalmente limpias y sin rastros" dijo.

"Esto no puede ser obra de una persona. Porque el lugar está alejado de la ciudad y además hay que atravesar varias tranqueras, y no se vio nadie", agregó.

El lugar donde fue encontrada la vaca no sólo está distante a varios kilómetros sino que para llegar hay que atravesar picadas, casi huellas, y después meterse en el medio del monte.

En la zona, a mediados del año 2002, hechos de este tipo se multiplicaron. Sobre ellos hubo distintas versiones, pero ninguna pudo ser confirmada con certeza.

Por caso hasta los propios veterinarios, como Carlos Montobio, que pudieron ver los animales se mostraron sorprendidos y sin poder realizar conjeturas concretas.


Comentarios


La aparición de una vaca muerta y mutilada reavivó el misterio