La Comisaría de la Familia registró más de 300 denuncias

Desde hace seis meses la dependencia policial funciona en el barrio ex-Hidronor y recepciona denuncias de violencia familiar. Es una de las ocho que fueron creadas en Río Negro.

1
#

En la dependencia la mayoría de las denuncias fueron realizadas por mujeres contras sus parejas o exparejas y algunas de ellas llegaron al fuero penal.(Foto: miguel gambera )

2
#

Diana Rodríguez está al frente de la Comisaría de la Familia. (Foto: Miguel Gambera )

La Comisaría de la Familia lleva seis meses de trabajo y hasta el momento se recepcionaron 327 denuncias enmarcadas en la ley de violencia familiar. En su gran mayoría fueron realizadas por mujeres contra sus parejas o exparejas.

El lugar de atención primaria, inaugurado en junio del año pasado, se sumó a las cerca de ocho dependencias que fueron creadas a lo largo de la provincia para atender esta problemática. Sus espacios fueron ambientados de manera consciente y con asesoramiento de las psicólogas que integran la fuerza de seguridad.

El color violeta, que refleja la lucha de las mujeres, prima en gran parte del edificio al igual que los mensajes esbozados en las paredes. “Rompé el silencio”, es una de las leyendas que se observa a simple vista.

La comisaría, ubicada en la esquina de Fray Mamerto Esquiú y Juan de Dios Filiberto del barrio ex-Hidronor, también cuenta con un espacio infantil creado para que los niños puedan tener un lugar exclusivamente para ellos mientras su madre realiza la denuncia, si es que así lo desea.

Llegado ese caso, el personal de servicio es quien se encarga de su resguardo del chico durante el tiempo que la persona relata lo sucedido, explicó la subcomisario a cargo de la dependencia policial, Diana Rodríguez. Una oficial de servicio, una abogada y psicóloga son quienes escuchan a la persona que decide registrar lo sucedido.

Para conformar el equipo de trabajo que atiende la demanda diaria de todas las personas que se acercan a realizar una denuncia, se inició un trabajo articulado con las instituciones que abordan esta problemática como el hospital, el programa municipal Ruca Quimey y el juzgado de Paz, entre otras, explicó Rodríguez.

Luego se buscó el personal apto para llevar adelante el trabajo, ya que la mayoría de las instituciones planteaban que el principal planteo era el recibimiento que se les daba –a las víctimas– en las comisarías. “Se pretendía que estas personas tuvieran un trato especial”, remarcó la jefa policial. Para esto, seleccionaron al personal con un perfil determinado y además contaron con capacitaciones.

Más de 300 denuncias

El cierre del primer semestre de trabajo dejó como resultado un total 327 denuncias realizadas en el marco de la ley 3040 (violencia familiar). Además, se registraron 22 denuncias penales. Se llega a esa instancia judicial, explicó la subcomisario, en casos que involucran lesiones leves, amenazas (con uso de arma de fuego o arma blanca), abusos o violaciones.

Una de las cosas que resaltó, es que se torna sumamente necesario que la persona que dispone de una medida cautelar, lleve una copia con ella, ya que ante un pedido de auxilio a la policía este escrito es de suma importancia.

En dialogo con Río Negro y ante la consulta, Rodríguez se refirió a la problemática de la violencia que se da en el ámbito familiar y que, a raíz del trabajo registrado, afecta en su mayoría a las mujeres. “Es algo que tenemos que poder desentrañarlo. Evidentemente hemos sido criadas en este sistema machista patriarcal. Nuestra duda es que si la gente se anima denunciar porque tiene más información o porque ya llegó a los límites. Creo que la gente, que se anima a denunciar, sepa que esto (la violencia) no corresponde está relacionada a la difusión que se le da”, remarcó.

Aunque el promedio se mantuvo en alrededor de 35 denuncias por mes, la comisaría de la Familia registró un pico de 69 denuncias en octubre y 59 en noviembre. Según explicó la jefa policial, las psicólogas lo relacionan a la finalización del año y todo lo que las personas se plantean en esta época. Además, agregó, es el periodo del año donde las personas están más propensas a tener brotes psicóticos.

Con respecto al flagelo de la violencia, Rodríguez remarcó que “no solamente le corresponde a las instituciones” abordar la problemática sino que “las personas también tienen tomar conciencia que en un gran porcentaje son ellas las que tienen que tomar una decisión. Nosotros estamos”, expresó.

La dependencia

abrió en junio de 2017

Desde junio del 2017 la comisaría de la Familia registró 432 exposiciones y 327 denuncias enmarcadas en la ley 3040.

Además, se registraron 22 denuncias penales (presuntos abusos, lesiones leves, amenazas, impedimento de contacto, etcétera) y otras 26 denuncias fueron derivadas a dependencias policiales.

La mayoría de las víctimas fueron mujeres, en un rango de edad de 25 y 40 años. Por lo general denunciaron a sus exparejas.

De las más de 300 denuncias, aproximadamente 30 fueron radicadas por hombre contra sus parejas, exparejas o hermanos, entre otros casos.

Datos

“Las personas tienen que tomar conciencia de que en un gran porcentaje son ellas las que tienen que tomar una decisión. Nosotros estamos”,

comentó Diana Rodríguez, subcomisaria a cargo de la dependencia policial.

Datos

18
personas componen el equipo de trabajo de la comisaría. Hay 2 abogadas, tres psicólogas y siete efectivos policiales.
“Las personas tienen que tomar conciencia de que en un gran porcentaje son ellas las que tienen que tomar una decisión. Nosotros estamos”,
12
horas continuas atiende la comisaría, ubicada en Fray Mamerto Esquiú y Juan de Dios Filiberto del barrio ex-Hidronor.

Comentarios


La Comisaría de la Familia registró más de 300 denuncias