La curva de contagios no cede en Roca y se trabaja al límite

El pico de casos de coronavirus aún no aparece a la vista. La semana pasada se reportó el número de casos más alto en 25 semanas de pandemia.





El Consultorio de Respiratorio del hospital trabaja al límite por el aumento de casos en la ciudad. Foto: Juan Thomes

Roca superó los 250 casos nuevos semanales de covid-19 del 7 al 13 de septiembre y cerró con 450 pacientes activos. La mayor cantidad de personas infectadas de covid-19 de la provincia, están en la ciudad cabecera del departamento General Roca, así como también las mayores cifras de fallecidos (51).

En lo que va de la pandemia, la semana con más cantidad de casos hasta el momento había sido la del 31 de agosto al 6 de septiembre, con 246 positivos. No obstante, la semana pasada se volvió a comprobar que el “pico” de casos aún no aparece a la vista.

Con 253 positivos nuevos, los infectados en Roca siguen aumentando. Así también el ritmo de testeos crece y la semana pasada, a diferencia de la anterior, hubo más cantidad de personas descartadas: 321 dieron negativo al test de covid. Se hicieron más de 500 test PCR en la ciudad, según cálculos de este medio a partir de los datos reportados por el Ministerio de Salud de Río Negro.

Hasta el viernes, el hospital López Lima había reportado 1.434 personas aisladas por ser contactos estrechos de pacientes positivos y un 100% de ocupación en las terapias intensivas de la región Alto Valle Este.

En este contexto, las autoridades provinciales analizan si llevar adelante cambios en las restricciones de circulación desde este martes en el Departamento de General Roca. Hasta el momento, sin flexibilizaciones, pero sin marchas atrás; la ciudad y todo el Alto Valle de Río Negro continúa en fase de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) y mantiene las aperturas comerciales, gastronómicas y de salidas recreativas.

“Estamos trabajando muchisimo, mañana, tarde y noche. Así venimos hace dos semanas”, dijo la directora del hospital Francisco López Lima, Ana Senesi.

Preocupada por la situación, insistió ayer en la responsabilidad social. “Lo más importante ahora es que la gente se cuide para no transmitir el virus. Muchísimas gracias a la población y a los que han logrado entender y colaborar con Salud”, aseguró.

Por otro lado, desde el consultorio de respiratorio, también advirtieron que el número de casos va en aumento, así como también las reuniones sociales, instancias que hay que frenar para cortar la cadena de infecciones.

“Hay un sentimiento de relajación significativo en buena parte de la población. Las reuniones sociales y con ellas los contagios siguen en aumento y lamentablemente no hay medida alguna para frenar esto”, opinó uno de los médicos del hospital que atiende casos sospechosos y positivos de coronavirus.

A nivel provincial la positividad acumulada del del 36%, según los cálculos de este medio, en Roca supera el 39%. En Río Negro, el tiempo de duplicación de casos es de 23 días y en Roca sería más lento, 27 días; según el último informe de situación de Salud del ministerio, del 11 de septiembre.

De los casos confirmados a nivel provincial, el 23% corresponde al grupo etario de 30 a 39 años, franja en la que se registran mayor cantidad de contagios.


La demanda sigue siendo alta

En las últimas semanas, y tras el pedido de refuerzos en el plantel médico en la capilla del hospital López Lima, se incorporaron 9 médicos para la atención de pacientes sospechosos y positivos de covid-19 en los dos consultorios de respiratorios, según informó a LA COMUNA uno de los médicos que se desempeña en el área. Además, agregó que los pacientes que concurrian a la capilla para el alta y certificados, ahora son derivados a médicos destinados para tal fin con turno previo.

“Disminuyó bastante la carga para los pocos que veníamos atendiendo”, reconoció el médico. No obstante, la cantidad de casos covid nuevos por día sigue siendo elevada y por eso están “trabajando al límite, con un futuro poco esperanzador de que mejore la situación a corto plazo”, advirtió y sumó a eso la problemática de la falta de camas de internación, tanto de casos moderados en sala general como de casos graves en terapia intensiva.

“Cuesta mucho conseguir una cama para internación de cualquier patología en este momento”, señaló la fuente consultada por LA COMUNA.


Comentarios


La curva de contagios no cede en Roca y se trabaja al límite