La empresa Cipsa despidió a sus últimos 14 trabajadores

Se trata de obreros salineros asentados en la localidad pampeana de La Adela. El personal denunció que la patronal quiere abonar sólo el 50% de la indemnización.



La Compañía Industrial Progreso SA (Cipsa) baja las persianas y despide a los últimos 14 empleados salineros que trabajaban en galpones y salitral ubicados en la localidad pampeana de La Adela.

El personal denunció que la patronal no cumple con la norma legal para los despidos, pretendiendo abonar el 50% de las indemnizaciones y en cuotas con cheques.

Según sus dueños, las inclemencias del tiempo en los últimos cuatro años fueron el causal principal de esta crisis, ya que imposibilitó de poder cosechar la materia prima que le permita funcionar a la empresa.

La firma fue fundada en 1938, con la finalidad de abastecer a las industrias nacionales.

Cipsa tiene a su cargo el salitral Don Tomas y Don Juan sobre la Ruta Nacional 154, mientras que la planta de procesamiento y embozado de la sal está sobre la Ruta Nacional 22 en el kilómetro 856, y las oficinas administrativas se encuentran en Buenos Aires.

Por estas horas el conflicto está “en pie de guerra”. A comienzo de semana, los empleados fueron llamados individualmente para llegar a un acuerdo de desvinculación con la empresa. La propuesta, que fue rechazada inmediatamente por la totalidad del personal, fue presentar la renuncia a la empresa y recibir como indemnización un monto que apenas superaba el 50% de lo que correspondía.

“Con mi edad seguro que no podré conseguir otro trabajo. Lo hice 38 años para la empresa, toda una vida, y ahora que me quedo sin nada me quieren pagar la mitad y en doce cheques. Una locura”, comentó a este medio uno de los operarios de la firma.

Por su parte Rodrigo Rodríguez, delegado de la Unión Obrera Salinera (UOSA), añadió: “Nosotros reclamamos lo que nos corresponde, que nos manden los telegramas de despidos y que paguen lo que manda la ley. Vamos a seguir viniendo a trabajar hasta que nos despidan. Nos mantendremos firmes en las decisiones”.

Además de las 14 personas en su mayoría sostén de familia que hace días están en los portones de la empresa, también serán desvinculados de la firma el actual intendente Juan Barrionuevo y su hermano, quienes son empleados de Cipsa y se encuentran con licencias sin goce de sueldo hace diez años, cuando se convirtieron en funcionarios públicos.

Cabe recordar que, en julio del año pasado y tras varios días de conflicto, Cipsa despidió a nueve salineros que trabajaban en galpones de La Adela.

Durante el 2016, cuando ya comenzaba a aflorar el final, se había desatado el conflicto que demandó varios días en las puertas de la empresa con quema de gomas incluida. Hasta que finalmente Cipsa dejó sin trabajo al 40% de los trabajadores.

Dato

En julio del año pasado, y tras varios días
de conflicto, Cipsa
despidió a nueve salineros que trabajaban en galpones de La Adela.

Datos

1938
fue cuando se fundó la Compañía Industrial Progreso Sociedad Anónima, que es de capitales argentinos.
En julio del año pasado, y tras varios días
de conflicto, Cipsa
despidió a nueve salineros que trabajaban en galpones de La Adela.

Comentarios


La empresa Cipsa despidió a sus últimos 14 trabajadores