La estrategia de una pyme para recuperar actividad

Una empresa neuquina ofreció servicios “a medida” y a bajo costo para reactivarse. Durante el confinamiento estricto, el año pasado, perdieron más del 80% de sus prestaciones. Su principal unidad de negocios es la medición de la producción.




Que la crisis abre un abanico de oportunidades muchas veces tiene un aroma más romántico que real, incluso un cliché en tiempos donde la crisis es sinónimo de normalidad. Sin dudas, la industria hidrocarburífera del último tiempo lo padeció, especialmente por la pandemia, aunque hubo otras variables de mucho peso. 


Hoy el sector, en especial en Vaca Muerta, parece retomar el camino de los grandes volúmenes de producción. Pero el año pasado fue muy delicado, sobre todo para las pymes. Muchas de ellas todavía no logran recuperar el capital para subirse al ritmo de la Cuenca Neuquina. 

Rakiduamn, una firma creada por dos hermanos neuquinos que se dedica a la medición de la producción, logró una importante recuperación de actividad a fines del año pasado. Luis  Aiassa, uno de los fundadores, detalló que en el estricto confinamiento del año pasado, su actividad se desplomó y rozó el 15 por ciento.

Comentó que recién pudieron “acomodarse” a fines de año gracias a una negociación con las operadoras para mantener cierto nivel de actividad y poder sostener la infraestructura de la empresa que tiene más de 150 empleados. 

En agosto, desde la firma decidieron proponer una serie de ofertas a las compañías, con bajos costos y  proyectos “a medida” para garantizar un nivel de movilidad que en diciembre llegó al 60% y hoy ya recuperó los niveles previos al inicio del aislamiento por la pandemia del coronavirus. 

“En agosto hicimos una propuesta a las compañías y recuperamos actividad. Tratamos de empatizar un poco con ellos y ofrecimos algunos paquetes de servicio a un precio muy razonable ,con un modelo escalonado, para que a medida que la actividad fuera creciendo pudiéramos recuperar capital. Tuvo buena aceptación y nos permitió reactivarnos en algunos meses”, explicó Aiassa. 

Tratamos de empatizar con las empresas y ofrecimos paquetes de servicios a precios muy razonables”.

Luis Aiassa, socio gerente de Rakiduamn.

Junto a su hermano Mariano iniciaron un proyecto entre 2013 y 2015 para darle forma a Rakiduamn, un vocablo mapuche que significa pensamiento, inteligencia, opinión. Se especializan en well testing -la producción de los pozos petroleros y gasíferos para mejorar la extracción- pero también tiene otras dos unidades de negocio: flowback y EPF (Early Production Facility). 

“La medición de la producción es nuestra base y lo seguimos haciendo para la mayoría de las empresas, pero también hacemos flowback -limpieza de pozos- y  realizamos instalaciones tempranas (Early Production Facility). Por ejemplo, cuando las operadoras quieren desarrollar un área nueva y no tiene cañerías para producir, se arman esas facilidades para producir a una pileta y luego se lleva el petróleo en transporte”, señaló Aiassa.


Aiassa, es ingeniero electrónico, y contó que las tres unidades de negocio están funcionando “muy bien” en la actualidad y que ya se recuperaron los niveles de actividad previo a la pandemia, pero que su principal capital es la calidad de la información que prestan con la medición de la producción. 

“Es muy transparente porque nuestro sistema de medición no se puede alterar porque ellos lo están viendo minuto a minuto. Eso hace que la autoexigencia sea muy alta”, explicó. 


Comentarios


La estrategia de una pyme para recuperar actividad