La evolución del nuevo Clase B de Mercedes Benz

El modelo incorporó varias novedades respecto de su antecesor y sigue conservando la calidad, modernos sistemas de asistencia al manejo y una línea moderna.





Mercedes-Benz Argentina lanzó en el segundo semestre de este año el nuevo Clase B que está disponible en 2 versiones: Style y Progressive.

El nuevo Clase B experimentó una gran evolución respecto del modelo antecesor. El Sports Tourer conjuga un exterior deportivo y elegante, un interior moderno y de alta calidad, con gran amplitud de espacio.

El vanguardista habitáculo del nuevo Clase B, con un diseño autónomo del tablero, crea una sensación de espacio sin precedentes en este segmento. Su concepto de manejo intuitivo, que incluye el sistema multimedia MBUX, con el mando por voz de “Hola Mercedes”, es un anticipo de la experiencia de conducción del futuro.


Gracias a los modernos sistemas de asistencia a la conducción, el Clase B ocupa un puesto de honor dentro de su segmento en el capítulo de la seguridad activa, e incluye ahora funciones asumidas del Clase S.

“Es un auto ideal para toda la familia con un diseño moderno, elegante y más deportivo. Mediante el revolucionario sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que posee sistemas inteligentes de asistencia que facilita al conductor la corrección de maniobras frente a cualquier situación de posible colisión”, dijo Christian Kimelman, Director Comercial de la división Autos de Mercedes-Benz Argentina. Y agregó: “este nuevo vehículo encarna el siguiente paso en la evolución de la filosofía de la marca, y encierra el potencial para iniciar una nueva era de diseño”.

Diseño exterior

El nuevo Clase B de Mercedes-Benz posee una mayor distancia entre ejes que su antecesor (2.729 mm), la línea del techo ligeramente más baja y las llantas de una talla mayor, contribuyen decisivamente a dinamizar sus proporciones. El frontal progresista relativamente bajo, con transiciones suaves desde el capó y los montantes hasta el parabrisas, subraya la impresión general deportiva en combinación con los musculosos hombros de la carrocería.

Esto mismo puede afirmarse de los faros de baja altura, equipados de serie con tecnología LED High Performance. Algunos elementos de la parte trasera acentúan la anchura del vehículo. Entre otros, las luces traseras divididas, los reflectores desplazados hacia abajo e integrados en el parachoques trasero y la sección inferior de éste en color de contraste negro, con efecto difusor y un listón cromado.


El voluminoso spoiler del techo y los spoilers de color negro de alto brillo situados en los laterales de la luneta trasera mejoran las propiedades aerodinámicas y confieren al vehículo un aspecto deportivo. Gracias a la geometría mejorada de los asientos y a la línea de cintura más baja, los ocupantes disfrutan de una sensación de espaciosidad más generosa que en el modelo anterior.

El conductor ocupa una posición 90 milímetros más alta que en los modelos del Clase A, y disfruta por tanto de una excelente visión omnidireccional, a la que contribuyen asimismo los montantes del techo, de sección optimizada para no reducir la visibilidad.

Diseño interior

El diseño del interior del Clase B es tan avanzado como la revolucionaria y celebrada configuración interior del nuevo Clase A, aunque ostenta rasgos autónomos. A diferencia del modelo hermano, que cuenta con un tablero dividido en dos cuerpos básicos horizontales, en el Clase B este elemento es de un solo volumen, está inclinado hacia los ocupantes y cuenta con escotaduras en el área del conductor y del acompañante.

Delante del conductor, esta escotadura sirve de soporte a una pantalla completamente exenta, disponible en tres ejecuciones diferentes: con dos visualizadores de 7 pulgadas (17,78 cm), con un visualizador de 7 y otro de 10,25 pulgadas (26 cm) y en la versión widescreen con dos visualizadores de 10,25 pulgadas, la pantalla más grande de su segmento.


Los cinco difusores redondos de ventilación muestran un diseño de turbina de alta calidad con perfiles deflectores de fina configuración, inspirados en el mundo aeronáutico. La consola central con sistema de manejo y entrada de datos táctiles está ejecutada en «efecto black-panel», al igual que la Clase E. Otro equipo que permite una adaptación individual en función de las preferencias e incluso del estado de ánimo del conductor es la iluminación de ambiente con 64 colores y diez conceptos cromáticos, una propuesta única en su segmento.


Comentarios


Seguí Leyendo

La evolución del nuevo Clase B de Mercedes Benz