La falta de teléfono dejó sin clases a una escuela



ROCA (AR)- El escenario educativo muestra que lentamente en Roca todas las escuelas están logrando las condiciones mínimas para el dictado de clases. Las dos que no arrancaron el lunes luego del receso invernal, la 35 de Cuatro Galpones y la céntrica 95, ayer se reacomodaban para transitar la segunda mitad del año.

Más allá de que los chicos ya ocupan aulas y pasillos, en el establecimiento de la zona rural la experiencia sirvió para reactivar el viejo reclamo por un teléfono Ocurre que de haber contado con esa vía de comunicación no hubiera sido necesaria la decisión de suspender las actividades, como sucedió el lunes Así lo hizo saber la directora, Judith Cárdenas, quien atribuyó a la falta de gas el motivo por el que no hubo clases y aseguró que llegaron a esa instancia por no contar con un método ágil de contacto con la empresa proveedora.

De acuerdo con el relato de la responsable de la Escuela 35, recién el viernes 25 le pudieron avisar que varios calefactores se estaban apagando y en ese momento no hubo manera de advertir a Repsol porque el teléfono reclamado por la institución desde hace años nunca llega.

Cárdenas relató que el contacto sólo pudo establecerse desde su teléfono particular y luego sobrevino una serie de malentendidos entre la escuela y los proveedores, por lo cual el lunes pasado, al llegar los docentes al establecimiento y continuar con los calefactores apagados se optó por suspender las clases.

El problema quedó totalmente solucionado el martes, cuando los 260 alumnos que concurren al establecimiento pudieron reencontrarse con sus maestros.

Hay que destacar que la Escuela se encuentra ubicada en la zona rural de Roca, al sur de la ruta 22, y el suministro de gas lo obtienen a partir de zepelines. La directora Cárdenas informó que con la carga realizada en las últimas horas no deberían tener inconvenientes al menos durante cuatro meses.

Por otra parte, en la Escuela 95 tampoco hubo actividad durante la jornada de ayer, aunque se indicó que hoy comenzará el dictado regular de clases.

Según se informó, las reparaciones mínimas fueron concluidas y por eso desde hoy los 700 chicos que allí concurren podrán reiniciar el ciclo lectivo.

No obstante, cabe recordar que los arreglos continuarán en el edificio de San Juan y 25 de Mayo, ya que se detectó días atrás que al menos una obra -la del piso en la sala de plástica- fue mal hecha y deberá romperse para comenzar todo otra vez.


Comentarios


La falta de teléfono dejó sin clases a una escuela