La ganadería patagónica se muestra en Roca

Será una visión de esperanza frente a un sector castigado por la sequía y la ceniza.



1
#

Por el predio de la margen sur del río Negro pasarán 130 animales.

2
#

César Izza

ROCA (AR).- A pesar de la sequía que los afecta en la zona sur de Río Negro desde hace tres años y el impacto que generó las cenizas del volcán Puyehue-cordón Caulle, los productores ganaderos intentan salir adelante. Detrás hay un trabajo duro, de muchos años, y están seguros de que a pesar de las históricas crisis se puede seguir adelante, apostando a la tecnología, a la genética y al conocimiento aplicado.

A grandes rasgos, esto fue lo que impulsó la primera Exposición Ganadera Patagonia Norte B, según explicó el presidente de la Sociedad Rural del Alto Valle, Daniel Hutter. Y reconoce que no fue una tarea fácil. Muy por el contrario, fue un trabajo difícil que se pudo lograr gracias al acompañamiento de los integrantes de la sociedad, y de varias instituciones locales, provinciales y nacionales que se interesaron en la propuesta y se comprometieron con el proyecto.

La idea surgió hace unos años. Algunos productores de los campos ubicados al sur del río Negro y también de la zona de Neuquén, decidieron participar de una exposición en Esquel.

Los premios fueron un aliciente y en la siguiente muestra el reconocimiento a la calidad de los ejemplares se fue multiplicando, Y también el interés y el valor de esa hacienda. “En ese momento muchos de nosotros sentimos que los animales que teníamos estaban en un nivel muy importante”, relató Hutter.

El ganadero explicó que este resultado ha sido el fruto de un trabajo que lleva años.

“Si creemos que las crisis son tiempos de oportunidades y renacimientos, debemos ser claros: el camino del futuro está unido al conocimiento, la tecnología y la genética adaptada al medio”, explicó.

Y el objetivo de la muestra busca justamente eso: intercambiar experiencias y potenciar el trabajo en conjunto entre los ganaderos de esta región de la Patagonia.

Pero Hutter tiene los pies sobre la tierra. Sabe que todavía son muchos los productores que se levantan por la mañana –especialmente en la Línea Sur– y encuentran su ganado muerto por el efecto de la sequía o bien de las cenizas.

Sin embargo aseguró que se debe seguir trabajando en la búsqueda de alternativas, junto a los organismos que cuentan con profesionales para asesorarlos y que les permitirá salir de esta situación de manera ordenada y con el menor impacto económico posible.

Para ello volvió a subrayar que la tecnología resulta fundamental para obtener resultados. “Nunca imaginamos que se podía tener una producción ovina o bovina con un reconocimiento tan importantes en donde sólo hay jarilla”, subrayó.

Rescató que muchos productores, especialmente de ovejas se pudieron salvar gracias al empuje que recibieron tras cobrar un valor histórico por la venta de lana de monte que les dejó 4,50 dólares el kilo.

Buscando respuestas

Éste es el inicio de un camino, aclaró Hutter donde destacó el rol del Estado –por ejemplo– a través de la Ley Ovina que fue sancionada hace diez años (y prorrogada por otros 10), que les permitió acceder a líneas de créditos muy importantes lo que constituyó un herramienta para la producción.

“Esperemos que dentro de muy poco también se sancione la ley bovina, lo que generaría un importante alivio a esos productores”, sostuvo.

Para el presidente de la Sociedad Rural también es tiempo de buscar nuevos cambios. Uno fundamental es que el Estado nacional corra la barrera sanitaria al río Colorado. “Le daría un formidable impulso a la ganadería ya que serviría para dinamizar la comercialización. Está claro que serviría para lograr mayores inversiones en los campos”, subrayó.


Comentarios


La ganadería patagónica se muestra en Roca