“La gente necesita pensar que en el futuro va a poder estar mejor que hoy”

Entrevista con José Dapena, economista



La polémica no cesa. Tras la extensión de las restricciones en el AMBA, las voces en contra de la cuarentena volvieron a levantarse, con el foco puesto en el enorme daño que se ha generado sobre la estructura económica. Para analizar el escenario, PULSO dialogó con el economista José Dapena, Director del Departamento de Finanzas de la Universidad del CEMA.

PREGUNTA: ¿Cuáles son sus sensaciones respecto al escenario económico?
RESPUESTA: En abril se mencionaba que los picos de contagio se dan en los momentos de más frío, tal como sucedió en Europa. Pareciera que lo que está sucediendo en julio en relación a los contagios, es difícil de aceptar, pero tarde o temprano iba a suceder. El frío genera mayor trasmisión de enfermedades respiratorias. Eso afecta también la economía. Hubo en mayo un pequeño rebote, a raíz de la flexibilización que se aplicó. Pero el impacto es enorme. Yo creo que algunas declaraciones no ayudan. Es necesario trasmitir algo de seguridad, confianza, algún tipo de perspectiva. Si uno escucha decir que “tal vez esto dure hasta diciembre”, eso claramente no ayuda. Quien alquila un local por ejemplo, sale inmediatamente a dar de baja el contrato.

P: ¿No está de acuerdo con la estrategia sanitaria?
R: En abril yo escribí un tweet que volví a recoger en estos días. Mientras no haya una vacuna ¿como sigue la historia? Por sentido común, vamos a tener que aprender a convivir con esta circunstancia, y tratar de evitar lo más posible salir de la casa. Pero es necesaria una visión integral, para comenzar a pensar un camino de salida.

P: ¿Es posible un plan para el día después cuando no sabemos que hay en el día después?
R: Lo que sí sabemos, es lo que sucedió en otros lugares. Esa es la buena noticia. Ya sabemos lo que pasó en Italia, en España, en Francia, en Gran Bretaña. Con esa base, es posible ir trazando alternativas. Ahora, tal vez ese plan ya existe, y no lo conocemos. Pero es evidente la sensación de hartazgo, pesimismo y falta de confianza. Es un principio básico de la economía: es necesario la confianza. Sin confianza no se consume por temor, no se invierte, no se ahorra.

La re estructuración de la deuda no resuelve los problemas, es el punto de partida para comenzar a resolverlos.

P: ¿Cuál debería ser el plan para la pos pandemia?
R: Generar confianza. Esa es la clave. ¿Qué sucedió luego de las PASO? Hubo un shock de confianza negativo, justificado o no. El país del lunes posterior a las elecciones ¿era muy distinto al del viernes anterior? Indudablemente no. Sin embargo ese lunes el dólar que valía $40 pasó a valer $60. Es necesario transmitir la seguridad de que las cosas van a estar mejor, evitando el estado de conflicto permanente. Ni siquiera hablamos de crecer, porque hace diez años que no se crece. Pero al menos la gente necesita pensar que va a poder estar mejor en el futuro, de lo que está en el presente.

P: Es decir que esas señales son más políticas que económicas…
R: Exacto. Es necesario crear un shock de expectativas positivas. Y en ese sentido, uno de los puntos clave, es la re negociación de la deuda.

P: ¿Qué opina de la re negociación que se está llevando a cabo?
R: Mi impresión es que tanto el gobierno como los acreedores están interesados en cerrar. No obstante, es una negociación bastante ríspida, porque lo que hay en el medio es una quita. Yo creo que lo que se está negociando ahora es el ‘up side’ luego de cerrar el acuerdo. Está claro que el incentivo para cerrar en u$s 50 o en u$s 55, pasa por el hecho de que se cree que ese mismo activo, luego va a valer u$s 70. Lo que no se negocie ahora, ya no se puede negociar más. Dicho eso, creo que a nadie le conviene que el acuerdo no se cierre. Más teniendo en cuenta que luego viene la negociación con los bonistas bajo ley local, y luego la negociación con el FMI. La re estructuración no resuelve los problemas, es el punto de partida para comenzar a resolverlos.

P: Más allá de la coyuntura nacional ¿Hay un salto en la productividad a raíz de la pandemia?
R: El salto de productividad existe. Yo creo que llegó para que exista un cambio. Pero tal vez las cosas no cambien en su totalidad. Las clases a través de ZOOM tienen resultados muy positivos, pero no reemplazan las clases presenciales. Sin embargo, la plataforma nos permite hoy dar clase en simultáneo para personas que viven en Europa. El efecto sobre la localización, será enorme. Silicon Valey es uno de los lugares más caros para vivir en EEUU. ¿Qué sentido tiene hoy que un ejecutivo pague carísimo para localizarse en Silicon Valey, si puede hacer el mismo trabajo desde Chicago? Naturalmente, a la larga eso significará una caída en el precio de las propiedades en Silicon Valey. Los grandes edificios corporativos de oficinas, dejaron de tener razón de ser. El sector servicios presenta grandes oportunidades. Es un sector que genera empleo y donde Argentina tiene un enorme potencial de capital humano y capacidad para exportar.

PERFIL:

José Dapena es contador público nacional (Universidad Católica de Córdoba) y MSC en Finanzas y Economía (Universidad del Cema).

Se desempeñó en el Departamento Federal de Ahorro de la Inspección General de Justicia de la Nación y en el área de Planeamiento y Control de Gestión de la Organización Bagó.


En la Universidad del Cema fue director del MBA y en la actualidad dirige la Maestría en Finanzas.


Comentarios


“La gente necesita pensar que en el futuro va a poder estar mejor que hoy”