La guerra judicial entre Guillermina Valdés y Sebastián Ortega

La modelo habría llevado a juicio al padre de sus tres hijos por incumplimiento de la cuota alimentaria. Idas y vueltas en una historia que parece no tener fin.





Ya se cumplió un año desde la separación formal entre Guillermina Valdés y Sebastián Ortega. Desde aquel momento, pasó de todo. Primero surgían los rumores que hablaban de un romance entre la ex del productor de Graduados y Marcelo Tinelli. Luego, esas sospechan se confirmarían tras una imagen de ellos juntos. Y finalmente, la relación que duró tan sólo 4 meses llegaría a su fin. Pero la historia continúa.

Tras las fuertes declaraciones de Ortega, una guerra comenzó entre el ex matrimonio. Ahora, la modelo reclamaría un aumento en el dinero que mensualmente Ortega le paga para la manutención de los tres hijos de la pareja (Dante de 10, Paloma de 8, y la menor, Helena de 7 años).

La rubia habría llevado a la justicia al padre de sus hijos por incumplimiento de la cuota alimentaria desde que se dio a conocer públicamente el romance que mantenía con el conductor de ShowMatch, allá por los comienzos de agosto de este año. Así, lo confirmó el periodista Ángel de Brito.

Antes de llegar a esta decisión, se habría pasado por dos mediaciones judiciales que no fueron exitosas por lo que la, ahora, soltera, mujer habría determinado llegar a juicio.

Del lado de Ortega, la historia es distinta. “Sebastián cumple al pie de la letra con el dinero que estableció el juez en su momento. El problema es que ella quiere otra cosa”, le confió una allegado a al clan Ortega al Diario MUY.

“El le dejó la casa familiar de Pilar y un departamento chiquito en Libertador y Austria. Como ella quiere vivir en Capital, se mudó a un departamento más grande y ahora quiere que Sebastián le pague ese alquiler”, agregaron con detalles.

El productor, quien se encuentra felizmente en pareja, vive por Recoleta en un departamento que adquirió tras su separación. Enojado con el pedido de su ex, el salió al cruce. “Ni loco, yo ya te dejé una casa y un departamento”, le habría hecho llegar a través de sus abogados, quienes niegan rotundamente los rumores de incumplimiento en la cuota de alimentos.

Además, los letrados aseguraron que “ambas partes ya acordaron todo y está firmado. Sebastián está cumpliendo con lo que se dipuso y no va a poner un peso más”.

El dueño de la productora de Underground y la sensual rubia ya habían llegado a un acuerdo que implica la custodia de los hijos que comparten. “Sebastián los tiene dos o tres veces por semana y no hay inconvenientes entre ellos”, dijeron los abogados de él.

Con más de 10 años de relación y tras una ruptura sin conflictos, el rumbo de esta ex pareja parece haber cambiado. Falta de códigos, traición y enojos habrían sido los principales sentimientos que desencadenaron en esta pelea que parece no tener fin.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La guerra judicial entre Guillermina Valdés y Sebastián Ortega