La Iglesia niega connivencia con la dictadura



La Conferencia Episcopal Argentina rechazó ayer en que haya habido connivencia entre la Iglesia y la dictadura militar, y expresó su compromiso de “revisar” los archivos eclesiásticos para avanzar en el conocimiento de la “verdad dolorosa” de esa época marcada por la tortura, el robo de bebés y la desaparición de personas. Los obispos reiteraron su pedido de perdón ante la acción u omisión de la Iglesia durante la década del 70, período en el que, reconocieron, “hemos discriminado a muchos de nuestros hermanos, sin comprometernos suficientemente en la defensa de sus derechos”. “Es totalmente alejado de la verdad que haya habido una suerte de connivencia de lo que hicieron los obispos involucrados en ese momento”, aseveraron citando declaraciones recientes del presidente del Episcopado, monseñor José María Arancedo. El párrafo fue en respuesta a afirmaciones en ese sentido del dictador Jorge Rafael Videla, preso por delitos de lesa humanidad, a quien los obispos definen en el texto como “el ex presidente de facto”. El Episcopado exhortó ayer, más de 30 años después, a quienes tengan datos sobre “el paradero de niños robados o conozcan lugares de sepultura clandestina, se reconozcan moralmente obligados a acudir a las autoridades pertinentes”.


Comentarios


La Iglesia niega connivencia con la dictadura