La incertidumbre es la madre de las decisiones

Pese al aluvión de pesos, la incertidumbre dominará las decisiones de los consumidores y de las empresas en las próximas siete semanas.




El gobierno de Alberto Fernández puso en marcha un shock de medidas con el objetivo de que el aluvión de pesos revierta la catástrofe de las elecciones primarias. Sin embargo, la incertidumbre es el común denominador de los consumidores y de las empresas.

El costo fiscal es aún incalculable, pero la emisión de dinero no se detiene: hasta ayer, el Banco Central había entregado al Tesoro unos 250 mil millones de pesos sólo en septiembre.

El listado de medidas incluye la suba del salario mínimo, que impacta en los planes sociales y en los haberes jubilatorios; el aumento del mínimo no imponible de Ganancias; el perdón fiscal para entidades sin fines de lucro y pymes, las cuales adeudan unos 290 mil millones de pesos, según el proyecto de Sergio Massa.

A estos anuncios, habrá que sumarles el previaje para jubilados; la extensión del Repro y la exención de Ganancias para inversiones ajustables en pesos.

Aún están en borrador la jubilación anticipada para desempleados con 30 años de aportes; un nuevo IFE y un bono extraordinario para jubilados y para beneficiarios de planes sociales.

La catarata de anuncios puso en un segundo plano los aportes para los gobernadores peronistas que perdieron las elecciones; las obras para el conurbano bonaerense y el subsidio para “la pieza” en los partidos donde perdió el Frente de Todos.

Finalmente, los que pregonaban el encierro, decidieron que el virus será sepultado el 1° de octubre. Pese a que plantearon demandas judiciales en contrario, la vuelta a clases presenciales será una realidad en todo el país, con subsidios incluidos a los que no regresaron a las aulas.

La cuenta es infinita. ¿Alcanza para revertir los resultados el 14 de noviembre?

Es difícil predecir los comportamientos electorales. Ya sucedió el 12 de septiembre, pero la incertidumbre dominará a todos los actores en los próximos 50 días.

Incertidumbre en el bolsillo

Varias de las medidas son temporales, por lo que su ejecución no está asegurada en forma permanente.

Los pesos en el bolsillo pueden resultar insuficientes para las necesidades básicas, dado que los alimentos no detuvieron su carrera alcista.

El Gobierno debate si Martín Guzmán efectuó un ajuste en el gasto en el primer semestre, que impactó en las urnas.

La realidad es que el verdadero ajuste que soportaron trabajadores, jubilados y cuentapropistas lo realizó la inflación, al limitar la capacidad de gasto de las familias.

La desocupación bajó en el segundo trimestre, pero no se generó más empleo, sino que hubo menos personas en el mercado laboral.

Si la tasa de actividad -la población que tiene o busca trabajo- hubiera sido igual a la del segundo trimestre de 2019, la desocupación real sería del 13%, la más alta desde 2004, apunta el economista Federico González Rouco.

Incertidumbre en las empresas

La incertidumbre es el principal insumo en la tarea diaria de las empresas.

Un botón de muestra: una de las firmas líderes en maquinaria agrícola decidió cubrir la línea de producción sólo hasta el primer trimestre de 2022, pese a que tiene una mayor demanda.

“El resultado del 14 de noviembre es una incógnita y no puedo imaginar la reacción del Gobierno. Para nosotros, es clave el valor de los insumos en dólares y no tenemos seguridad sobre qué sucederá tras los comicios”, explica uno de sus referentes.

Otro botón de muestra: la venta de departamentos está orientada hoy en Córdoba al 10% de la población con mayor capacidad de consumo. Pero los desarrolladores sólo venden lo que pueden construir en base a los materiales que ya tienen asegurados con precio final.

“No puedo vender más porque no sé si tendré los materiales y a qué precio”, explican en una de las empresas que posee siete proyectos en marcha.

Un indicador clave revela la preocupación en el mundo de los negocios: el dólar que se comercializa entre privados en el llamado “segmento de negociación bilateral (Senebi)” ronda los 195 pesos, por encima del blue.

¿Qué piden todos? Que el Gobierno dé a conocer un plan económico apoyado por todas sus fracciones internas y una menor presión impositiva.

Hasta que estas respuestas no se conozcan, la incertidumbre no desaparecerá. Y esta, afecta al bolsillo de los consumidores, como al de los que toman decisiones en la actividad económica.


Comentarios


La incertidumbre es la madre de las decisiones