La jueza de ejecución penal dice que pide psicólogos pero no tiene respuesta



“A mí me llamaron casi a las 20 desde la Unidad para avisarme que le estaban haciendo reanimación, enseguida salí. Cuando llegué ya estaba fallecida”, explicó la jueza Raquel Gass.

La magistrada enfatizó en que después de lo ocurrido con Marilina Sánchez en abril “están muy afectadas todas las internas y el personal también”.

“Ayer (por el martes) al mediodía me llama la directora (de la Unidad) y me dice: “Mire doctora vamos a tener que sacar a Turra porque no puede convivir”. No hacía ni 24 horas que estaba sola. Me llama la directora y me notifica: “mire doctora, no puede convivir en este pabellón, la vamos a sacar al otro pabellón o a un departamento”. La pusieron en un pabellón, tomando los recaudos, tratando de vigilarla”, afirmó Gass. Y remarcó: “no estaba ni aislada, ni sancionada, sino simplemente que las compañeras de pabellón no querían convivir” con ella.

Gass dijo: “Desde que yo llegué a Neuquén solicité psicólogos y psiquiatras. Te podrá decir cualquier persona que yo mando oficios a todos lados para que les tramiten turnos psicológicos y no tenemos ninguna respuesta. Evidentemente los presos no son prioridad”.


Comentarios


La jueza de ejecución penal dice que pide psicólogos pero no tiene respuesta