La médica está lúcida y se comunica por escrito

Su pareja le disparó de atrás y a poco más de un metro. La Justicia sostiene que fue un intento de femicidio.



#

En el hospital Castro Rendón Denise Pervanas se recupera del balazo que le propinó su esposo.

NEUQUÉN

NEUQUÉN (AN).- En la Justicia entienden que el caso está esclarecido y que el estado de salud de la médica Denise Pervanas haya experimentado una leve mejoría fue una de las buenas noticias de la jornada de ayer. Además, la autopsia en el cadáver de Juan Carlos Calveiras confirmó el suicidio y otras pericias determinaron que el médico anestesista le disparó a su mujer de atrás y a poco más de un metro de distancia.

Pervanas, de 42 años, está lúcida y se comunica vía escrito. Lo informó Adrián Lammel, director del hospital Castro Rendón, y lo confirmaron sus hermanas. “Estamos esperando y creemos en su evolución. Queremos que se bajen los decibeles, que se deje de hablar tanto del caso. Es la vida de mi hermana…”, dijo una de ellas en la sala de espera de Terapia Intensiva, con el rostro surcado por el dolor y el cansancio. También indignadas por la repercusión mediática que tuvo el caso.

El lunes por la mañana, Pervanas discutió con su esposo y recibió un disparo en la nuca, que Calveiras le disparó a muy corta distancia. Luego, el médico se suicidó con un 38.

“Por ahora, está estable y evoluciona favorablemente. Vamos a ver cómo sigue en la parte vascular y cómo se reabsorbe el hematoma que produjo el impacto del proyectil. Por otro lado, hay que seguir con cuidado la estabilización de la segunda vértebra para fijar la columna y que se mantenga estable”, detalló Lammel. Y explicó que se estudia “con neurocirujanos y neurólogos” las posibles consecuencias que podría tener en su motricidad. “Por ahora no se nota afectada la médula ósea”, informó.

Tanto los investigadores como el fiscal Gustavo Mastracci están seguros de que se trató de un intento de homicidio (femicidio). La hipótesis más firme tiene que ver con que la discusión previa a los disparos (que fueron dos) se generó a partir del planteo de Pervanas de querer separarse de Calveiras, con quien vivía junto a tres hijos menores de edad en San Martín de los Andes.

Si esto fue lo que ocurrió, se pondría en duda un acto premeditado de Calveiras. Ahora, lo que no se ha podido constatar es por qué el médico viajó desde San Martín de los Andes hasta Neuquén capital con un revólver 38 mm.

Para desentrañar ese misterio, el fiscal reclamó dos acciones en concreto: entrevistas con personas del entorno íntimo de la pareja, para saber si el malogrado anestesista tenía como hábito andar armado; y un pedido de informe al Registro de Armas, Renar, con el objetivo de saber si contaba con permiso de tenencia o portación de armas.


Comentarios


La médica está lúcida y se comunica por escrito