La minoría legislativa se vuelve cada vez más difícil para Omar Gutiérrez

El gobernador es el único hasta el momento en atravesar dos mandatos consecutivos con desventaja numérica en el recinto. La trabajosa negociación por el endeudamiento vuelve a revelar la debilidad del oficialismo a la hora de imponer sus proyectos.





Omar Gutiérrez no es el único gobernador de Neuquén al que le ha tocado gobernar sin mayoría en la Legislatura, pero sí el que lo ha hecho con el menor número de diputados propios y aliados en el recinto. El mandatario transita su segunda gestión con apenas 15 escaños que le responden orgánicamente, aunque ha sido en el período que se inició en 2019 cuando más le ha costado reunir consensos para aprobar sus iniciativas.

La dificultosa negociación por el endeudamiento de 12.800 millones de pesos terminó de confirmar esta semana una desventaja que ya se había dejado ver en diciembre pasado cuando no pudo forzar la prórroga de la emergencia sanitaria, también sujeta a una autorización de crédito.

Gutiérrez había tratado de salvar aquella maniobra que tan mal había caído en la oposición retirando el proyecto el 1 de marzo y lanzando un gesto de apertura. “Los necesito”, les dijo entonces a los demás partidos. Sin embargo, tres meses después, los diputados consideran que aquella frase no redundó en una mayor apertura del oficialismo.

“En un año y medio no se ha aprobado una sola legislación de fondo venida desde la oposición y lo único que hacemos es aprobar cuestiones que vienen del Ejecutivo o del MPN. Yo entiendo que en una democracia formal, el que gana gobierna, pero en una democracia real, el debate existe”, planteó el martes el diputado César Gass (Juntos por el Cambio) al justificar su rechazo a la nueva deuda.

En la misma reunión, Sergio Fernández Novoa (Frente de Todos) cuestionó a Gutiérrez por la falta de escucha a otros bloques y el mensaje que les envió días atrás reclamando que aprueben el endeudamiento. “Escuché un gobernador muy enojado, y debería enojarse menos y tratar de convencer más. De generar la posibilidad de diálogo”, planteó.

Gutiérrez inició su primera gestión en 2015 con 12 diputados propios en el recinto y la ayuda de tres colectoras. En los hechos significó tener solo 15 votos asegurados, aunque no le fue tan difícil conseguir aval de algunos integrantes del macrismo, por entonces en el gobierno nacional, para aprobar iniciativas clave como la autorización de bonos o el presupuesto. En algunos casos, también se vio obligado a hacer cambios para convencer a estos sectores.

En aquella Legislatura también estaba el voto del peronista Javier Bertoldi, hoy intendente de Centenario, quien acompañaba al oficialismo aún en discrepancia con su propio bloque.

Carteles en la apertura legislativa anticipaban las críticas. Foto: archivo Florencia Salto.

En la gestión que comenzó en 2019, Gutiérrez vio su número de diputados aún más reducido: nueve propios y seis aliados. Si bien en términos numéricos significó la misma desventaja que en el primer mandato, una oposición más unida demostró en el último año y medio que puede tener capacidad de presión sobre las intenciones oficialistas.

El MPN sigue encontrando aliados circunstanciales (en la Democracia Cristiana o el propio Frente de Todos) pero hasta, el momento, no le ha alcanzado para resignar negociaciones.

Como Gutiérrez, solo el exgobernador Jorge Sobisch tuvo la experiencia de gestionar con minoría en la Legislatura. Fue durante su segundo mandato, en 1999, cuando logró 16 legisladores oficialistas en el recinto versus 19 que tenía la oposición de la Alianza y el PJ.

El exgobernador pudo revertir esa mala pasada en su reelección de 2003, cuando se quedó con 17 escaños y sumó cinco bancas aliadas, casi los dos tercios de la Cámara. Esa mayoría le permitió, entre otras cosas, impulsar la reforma de la Constitución Provincial de 2006.

Su sucesor Jorge Sapag tampoco tuvo grandes dificultades para imponer iniciativas en el recinto. En 2007 ganó 15 escaños para el MPN y sumó tres aliados de listas colectoras que le permitieron llegar a la mayoría de 18. En el 2011, el número de legisladores propios disminuyó a 12, por efecto de la multiplicación de aliados que crecieron a siete.

Una de las claves del retroceso oficialista en la Legislatura, además de la propia pérdida de caudal electoral, se encuentra en la enmienda constitucional que cambió las reglas para la asignación de bancas. A partir de 1995, se pasó de un sistema de mayoría y minoría por uno de representación proporcional que favorece el ingreso de una multiplicidad de actores al recinto.


El exgobernador Jorge Sobisch fue el primero a quien le tocó gobernar la provincia con minoría legislativa en el período que se extendió de 1999 a 2003. Fueron años de poca actividad en el recinto porque la tensa relación entre el oficialismo y el oposición trababa la mayoría de las iniciativas en las comisiones.

Entre los proyectos del gobierno que no tuvieron éxito se cuentan el de emergencia del Estado, la reforma de la Constitución Provincial para achicar los cuerpos deliberativos, los cambios en el estatuto docente y del empleado público, una nueva ley de Educación y las polémicas ternas para cubrir tres vacantes del Tribunal Superior de Justicia.

Sobisch no tuvo quórum propio durante ese período, pues contaba solo con 16 diputados propios. La oposición que integraban La Alianza y el PJ, aunque con diferencias políticas, hicieron causa común para impedir las iniciativas del gobierno, aunque no pudieron imponer las propias porque el MPN mantuvo su capacidad de veto en las comisiones.

A diferencia de lo que ha ocurrido con esta integración legislativa, los bloques opositores de ese momento sí utilizaron su mayoría numérica para sesionar una vez sin el oficialismo. La maniobra nunca se consideró en el gutierrismo.

En números

13
bancas propias perdió el MPN desde la aplicación del sistema proporcional en 1995. Pasó de 22 a nueve escaños.
27,7%
fue el porcentaje de votos que obtuvo el partido en las elecciones de 2019 para la categoría legislativa. Con sus aliados, llegó al 40,9% del total.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La minoría legislativa se vuelve cada vez más difícil para Omar Gutiérrez