La mitad de los neuquinos no tiene cobertura social

Así lo confirma un avance del Censo 2001. Esto se debe principalmente a la destrucción y precariedad del empleo y explica la creciente demanda de atención en hospitales públicos.

Nicolás Salvatori, subsecretario de Planificación, es optimista por los resultados que está mostrando el Censo 2001 para la provincia.
NEUQUEN (AN).- Casi la mitad de la población de Neuquén no tiene obra social, según lo confirma un avance del Censo 2001 que ya está en manos de los funcionarios del gobierno.

Producto de la destrucción del empleo y de la precariedad en materia laboral, 230.913 habitantes (48,7% del total de la población) no cuentan con cobertura médica, ni privada ni estatal. El único refugio de esta gente en materia sanitaria son los hospitales públicos que, en Neuquén, aún funcionan.

Apenas 48 horas atrás, el ministro de Desarrollo Social, Jorge Lara, decía la verdad. El funcionario declaró el martes último, en oportunidad de abrirse los sobres con las ofertas para la construcción de un hospital en Plottier, que la demanda en el sistema de salud creció un 40%.

En el gobierno han celebrado los datos del Censo 2001 que llegaron desde el Indec porque contienen mejoras en los indicadores sociales. El subsecretario de Planificación, Nicolás Salvatori, dijo ayer a este diario que los resultados muestran "una política de Estado" impulsada por los sucesivos gobiernos que, según el funcionario, van en línea con los resultados obtenidos. También refleja, dijo, una apuesta "constante" a las obras de infraestructura.

La fotografía que tomaron los censistas muestra que en Neuquén 16.121 habitantes no saben leer ni escribir, que 80.060 personas tienen necesidades básicas insatisfechas y 40.303 no conocen el servicio de agua potable (ver más detalles en infografía).

El índice de necesidades básicas insatisfechas es del 17% y refleja la realidad de personas que viven hacinadas o en viviendas precarias y con insuficiente capacidad de subsistencia, entre otras variables. Para integrar esta categoría sólo alcanza con que responda a alguno de estos parámetros.

Este dato no es comparable con otros que divulga el Indec y que reflejan la pobreza y la indigencia como un problema grave en esta provincia. Este termómetro social pondera a la pobreza cuando una familia integrada por cinco miembros percibe menos de 651,07 pesos, o tres con recursos inferiores a 472,80 pesos. Y a los indigentes cuando la familia tiene tres integrantes y no supera los 199,49 pesos mensuales.

Con estas referencias, Neuquén tenía un indicador de pobreza en octubre de 2001 del 22,5% y en mayo de este año del 47,6%, en tanto que la indigencia saltó del 7,1% al 20,7% en el mismo período, según lo informado oportunamente por el Indec.

El Censo revela que Neuquén creció en diez años un 21,9% y que su población actual es de 474.155 habitantes. La población representa el 1,3% del total del país y es la segunda de la Patagonia, después de Río Negro. En la tabla nacional ocupa el décimo lugar en cantidad de habitantes.

La cantidad de viviendas precarias es inferior hoy a la muestra de hace diez años y equivalen al 16,4%, lo que representa una caída de 5,3% respecto de 1991.

El 91,5% de la población tiene acceso al servicio de agua potable y diez años atrás accedía al servicio el 86,6%. La cobertura de red cloacal alcanza en la actualidad al 64,5% de los habitantes.

La población analfabeta disminuyó. Sólo el 3,4% de la población no sabe leer ni escribir, mientras que en 1991 el porcentaje era del 5,3%.

La escolarización también es fuerte porque el 99,1% de los niños de 6 y12 años concurren a la escuela, dice el informe preliminar del Censo 2001. El crecimiento en diez años para este grupo fue del 1%. Pero el mayor aumento de escolarización se produjo entre los adolescentes, ya que el documento revela un saltó del 68,7%, en 1991, al 86,9%, en 2001.

La información sobre el sistema educativo contrasta con las propias estadísticas oficiales elaboradas por el Consejo Provincial de Educación que dan cuenta de problemas graves con el desgranamiento escolar. De acuerdo con datos oficiales de 2000 de este organismo, dos de cada diez alumnos no finaliza la escuela primaria y a seis de cada diez les ocurre lo mismo en el colegio secundario.

Los indicadores de repitencia se ubican en el 7% en el nivel primario y en el 15% en el secundario. Los problemas del sistema educativo de Neuquén referidos a este tema han sido reconocidos públicamente en varias oportunidades por las autoridades de la cartera de Educación.


Comentarios


La mitad de los neuquinos no tiene cobertura social