La oposición llama a una ofensiva final



DAMASCO.- El nuevo jefe de la oposición siria aseguró ayer que el régimen de Bashar al Assad está “en las últimas”, por lo que llamó a la desobediencia civil y a la defección de los funcionarios, en medio de la espiral de violencia que el fin de semana se cobró 171 vidas. El Consejo Nacional Sirio (CNS), la principal coalición de la oposición al régimen de Asad, decidió elegir como nuevo jefe al kurdo Abdel Baset Sayda, exiliado desde hace años en Suecia, por su reputación de moderado, a pesar de ser un desconocido y de su falta de experiencia política. “Entramos en una fase delicada. El régimen está en las últimas. Las masacres que se multiplican y los bombardeos muestran que está luchando por sobrevivir”, dijo el nuevo líder del CNS, un organismo que reúne a islamistas, liberales, nacionalistas, independientes y militantes en el terreno. “Según las informaciones que tenemos, el régimen perdió el control de Damasco y de otras ciudades”, añadió Sayda sin dar más precisiones. (AFP)


Comentarios


La oposición llama a una ofensiva final