La reacción del poder



Ante el embate opositor, el presidente estadounidense Barack Obama instó a buscar nuevas medidas para apoyar a las pequeñas empresas del país, que considera claves para reconstruir la economía sobre una base más sólida y crear empleo. "Estas empresas representan la esencia del espíritu americano, la promesa de que cualquier persona puede tener éxito en este país si tiene una buena idea y la determinación para llevarla a cabo", dijo Obama.

Agregó que en 2009 su gobierno apoyó más de 47.000 préstamos a pequeñas empresas y entregó miles de millones de dólares en exenciones fiscales a los propietarios de pequeñas empresas.

Recordó que propuso tomar 30 millones de dólares del Programa de Alivio de Activos en Problemas para crear un nuevo Fondo de Préstamos para Pequeñas Empresas, que proporcionará capital para bancos comunitarios.

"Estos son los pequeños bancos locales que serán capaces de ofrecer a nuestros propietarios de pequeñas empresas más de los créditos que necesitan para mantenerse a flote", dijo el presidente.

Agregó que el gobierno también debe continuar dando exenciones tributarias, aumentando garantías así como los préstamos para pequeñas empresas.

Obama destacó que también había planteado un nuevo crédito fiscal para más de un millón de pequeñas empresas que contraten a nuevos trabajadores o aumentan los salarios "para dar a estas empresas más incentivos para crecer y crear empleo". (AFP)


Comentarios


La reacción del poder