La residencia, complemento indispensable



El albergue estudiantil fue creado este año, a instancias del conjunto de la comunidad, como un complemento indispensable al colegio secundario inaugurado en el 2000. El CEM 100 fue un sueño largamente acariciado por toda la población y por habitantes de la zona rural.

El establecimiento de nivel medio cristalizó luego de 12 años de gestiones de los padres de El Cuy para que los egresados de la primaria pudiesen continuar sus estudios. A la mayoría se le hacía imposible enviar sus hijos a Roca o a Los Menucos –las localidades más cercanas, ambas a aproximadamente 120 kilómetros– y sostenerlos hasta la finalización del ciclo medio.

Es por eso que casi todos los adultos consultados por “Río Negro” fueron sumamente prudentes a la hora de dar su opinión sobre el albergue. “Nosotros luchamos por el secundario y también lo hicimos para poder abrir la residencia. No queremos que esto vaya en contra de nuestro proyecto”, sintetizan.

Pero también son conscientes de que si se produce algún problema grave con las menores allí alojadas (ahora no hay varones pero podría haberlos) la responsabilidad, al menos en parte recaería en ellos.

Sin embargo, hay vecinos que ven con malos ojos ciertas conductas de las adolescentes y hablan de “descontrol”.

A ellos, el comisionado Dalmacio Soteras los acusa de “egoístas” porque atienden “a diferencias político-partidarias”, en lugar de procurar el bienestar de la pequeña comunidad. Y se lamenta: “Si tirásemos para el mismo lado…”

A todo esto, la vivienda necesita que le dediquen un poco de atención. Los postigones están medio desprendidos, las aberturas no reúnen las mejores condiciones y el predio está rodeado de desechos. Como contraste, una mamá señalaba que en la residencia de la primaria, hay personal suficiente para todo – “si hasta les planchan la ropa”- y los niños sólo se abocan a sus estudios.

Por la tarde es una fábrica y por la noche, un complejo cultural

Una fábrica rescatada del cierre por sus trabajadores reunidos en una cooperativa sirve de escenario para que en sus instalaciones se desarrolle todas las noches una importante actividad cultural, que incluye la presentación de obras de teatro independiente y espectáculos musicales, un hecho inédito en la Argentina.

La fábrica IMPA (Industria Plástica y Metalúrgica Cooperativa de Trabajo Limitada) fue rescatada por sus trabajadores del cierre, cuando quedaban 50 operarios en la planta y ya sufrían cortes de energía eléctrica, pero en mayo de 1998 formaron una cooperativa y recuperaron 150 trabajadores.

Las instalaciones de la fábrica ocupan una manzana, en la esquina de Gascón y Querandíes, en el barrio porteño de Almagro, donde por las tardes funciona una cooperativa de trabajo que lamina y funde aluminio, y a la noche se transforma en un centro de actividad cultural.

“La Fábrica, ciudad cultural” es un complejo que utiliza las instalaciones que deja libre la actividad de la cooperativa para montar obras de teatro de grupos independientes y realizar espectáculos musicales a cargo de bandas de circuitos “under”, al tiempo que hay un microcine y un estudio de pintura.

“El complejo cultural funciona desde hace casi un año y con muy buena aceptación por parte del público, se dan obras de teatro experimentales y novedosas, hay grupos de danzas y los fines de semana tocan bandas de música”, explicaron fuentes de la Secretaría de Cultura del gobierno porteño.

Sin embargo, la continuidad de la fábrica estaba amenazada porque los integrantes de la cooperativa no pueden afrontar la primera cuota de la quiebra, de unos 100 mil pesos, pese a que aumentaron su producción y que el año pasado participaron en un 2,5 por ciento en el mercado de manufactura de aluminio.

Pero será salvada con una ley, aprobada el jueves pasado, que impulsaron los legisladores Beatriz Baltroc y Enrique Rodríguez, para otorgarle un subsidio de 400 mil pesos a los integrantes de la cooperativa.

Pero los legisladores pusieron como condición para aprobar el proyecto de ley que en las instalaciones, además de un complejo cultural, se desarrolle un centro de salud barrial y una incubadora de microemprendimientos.

“La ley prevé también que estudiantes secundarios con orientación técnica de la Capital Federal puedan efectuar pasantías y tomar clases de cooperativismo”, remarcó la legisladora. (Télam)

Padres controlan con policías

SAN RAFAEL (Mendoza) (Télam).- Un grupo de padres de adolescentes colaborarán con la policía de Mendoza en los controles nocturnos de alcoholemia a fin de reducir las estadísticas de accidentes de tránsito a la salida de los boliches bailables en esta zona del sur mendocino. Según informó el Consejo de Seguridad local, que implementará la iniciativa, se intentará igualar una experiencia similar que resultó exitosa en la ciudad cordobesa de General Deheza, cuando un grupo de padres voluntarios decidieron controlar la alcoholemia de los jóvenes junto a la policía.

Bajo el slogan “Se necesitan 400 padres para salvar miles de hijos”, los padres cordobeses visitaron ayer San Rafael y explicaron a sus pares mendocinos detalles de la tarea realizada para intentar controlar el consumo de alcohol de los más jóvenes, y así reducir el número de accidentes, en constante aumento.

El Grupo de Padres Autoconvocados, como se denomina la entidad, nació en 1997 a raíz de una seguidilla de accidentes en la zona de Deheza, que terminó con la vida de unos 23 jóvenes, de los cuales 5 pertenecían a esa localidad cordobesa.

Murió el polémico cardenal de Escocia

EDIMBURGO (Reuters).- El cardenal Thomas Winning, líder de la Iglesia Católica en Escocia, amado y odiado por sus francas opiniones, falleció a los 76 años, informó el domingo un portavoz de la Iglesia.

Winning murió dos días después de haber abandonado un hospital de Glasgow, donde fue ingresado tras sufrir un ataque cardíaco.

Un portavoz de la Iglesia dijo que aún se desconoce la causa de la muerte, pero que sucedió en forma repentina. “Parecía tener buen ánimo esta mañana (por ayer), cuando su ama de llaves escuchó un ruido sordo que provenía de arriba. Llamaron a la ambulancia y trataron de revivirlo durante 15 minutos, pero los médicos no pudieron salvarlo. Estaba muerto”, dijo el portavoz.

Winning se convirtió en arzobispo de Glasgow en 1994 y le dio a la Iglesia Católica un mayor perfil en una nación predominantemente protestante.

Como líder de los 750.000 católicos de Escocia, muchos con raíces en Irlanda, no temía hablar de temas políticos.

El arzobispo dijo alguna vez que el Parlamento escocés, creado en 1999, era un fracaso y advirtió sobre el “totalitarismo” que se estaba gestando en el gobernante Partido Laborista. La mezcla de religión y socialismo de Winning le valió el apodo de “Tom Rojo”, en referencia a que sus puntos de vista políticos eran como el color de su atuendo. Hasta sufrir su primer ataque cardíaco a principios de este mes, el cardenal disfrutaba de una buena salud y cumplía jornadas de trabajo habitual de 12 horas diarias.


Comentarios


La residencia, complemento indispensable