La revelación de este año, un preso




CANNES, Francia (AP).- La gran revelación del Festival de Cine de Cannes este año es Aniello Arena como un pescadero de Nápoles que se obsesiona con aparecer en un programa de TV de realidad simulada estilo “Big Brother” en “Reality”. Pero el actor no recorrió la alfombra roja previo al estreno del filme italiano. Estará en el mismo lugar donde ha pasado los últimos 20 años: la cárcel. Arena es fascinante en el filme del director de “Gomorra’’ Matteo Garrone –alegre, simpático y perdido– y muchos espectadores se asombraron al enterarse de que cumple una sentencia a cadena perpetua (nadie informó la razón de su condena) y que ha trabajado por una década con la respetada compañía de teatro de su prisión Fortezza pero nunca había aparecido en un largometraje. “Quería que actuara en ‘Gomorra’ pero el juez no lo permitió”, dijo Garrone, cuyo sangriento drama sobre la mafia italiana obtuvo el segundo premio en Cannes en el 2008. “Recibimos la autorización para que aparezca en el filme (‘Reality’) pero no se le permitió venir aquí a Cannes”. Garrone dijo que la ausencia “no fue una decepción muy grande” para Arena, porque el éxito de la película significa que puede continuar actuando. El encarcelamiento –más mental que físico– es un tema abordado en la película. Arena da vida a Luciano, un apremiado pero alegre hombre de familia que se obsesiona con la idea de conseguir la fama en televisión. Garrone dijo que el filme muestra la televisión realidad como “un paraíso terrenal, una especie de El Dorado que la gente quiere alcanzar’’. La idea de entrar al programa atrapa a Luciano y se apodera gradualmente de su vida. El director dijo que la exposición del actor de 40 años al mundo exterior tras años de confinamiento le ayudó a capturar la esencia de un hombre cautivado por un mundo nuevo para él. “Creo que uno puede verlo en sus ojos, en su mirada’’, dijo Garrone. “El personaje tenía que ser interpretado por alguien muy espontáneo”. Es difícil no ver la historia como una sátira de nuestra cultura obsesionada con las celebridades, pero Garrone buscó darle la cualidad eterna de una fábula. La comparó con “Pinocho”, la historia de una marioneta que añora ser un niño humano. En este caso Luciano es el hombre de carne y hueso que anhela ser una celebridad.


Comentarios


La revelación de este año, un preso