La Sinfónica Nacional en Neuquén con invitado de lujo

La orquesta actuará hoy en el Cine Teatro Español con entradas agotadas. “Río Negro” habló con Ciro Cilliberto, su programador artístico, y Günter Neuhold, el director austríaco invitado.





Hace un cuarto de siglo, la Orquesta Sinfónica Nacional visitaba Neuquén para dar lo que fue hasta hoy su última presentación en la ciudad.

Esta noche el conjunto que reúne a más de 100 músicos tocará en el Cine Teatro Español (avenida Argentina 235) bajo la batuta del maestro austríaco Günter Neuhold.

Este nuevo concierto en la capital neuquina es parte de la gira que el conjunto nacional está realizando para celebrar sus 70 años de vida.

Y lo harán con una velada dedicada a composiciones de Verdi, Liszt y, Tchaicovsky.

Antes de llegar a Neuquén, Ciro Cilliberto, programador artístico de los elencos musicales de la Dirección Nacional de Organismos Estables, habló con “Río Negro”.

P- ¿Cómo se encuentra la Orquesta Nacional a 70 años de su fundación?

R- Para la orquesta, naturalmente que 70 años es un motivo de regocijo y es muy importante tener presencia y festeja en el interior de país. Gracias a la apoyatura y la decisión política del ministro Avelluto y con la fuerte determinación de la directora nacional Mariela Bolatti pudimos tener el apoyo suficiente para poder lograr concretar esta presencia en el interior del país, en Neuquén, un ciudad que aproximadamente hace 25 años que no visita la sinfónica nacional.

Cuando vimos esa relación en el mapa y en el tiempo consideramos que era un momento muy adecuado para reencontrarnos con la gente de Neuquén.

Ahí contamos naturalmente con el apoyo de la subsecretaría de cultura del gobierno de Neuquén y también con el diputado Luis Sapag

P- ¿Cuáles son los desafíos de la Orquesta para el futuro?

R- Para una orquesta que tiene 70 años y que nació en el año 1948 es decir dentro del siglo XX, el siglo XXI implica una nueva forma y plataforma de contenidos que tiene que ver con todas las formas de los medios audiovisuales y con la potencialidad que ha generado. En torno a la orquesta se ha formado mucha gente que ha podido tener una carrera de grandes músicos en distintos organismos. De manera tal que en un organismo como este el desafío es estar permanentemente reivindicando y aferrándose a las vanguardias para estar preparado para este desafío nuevo del siglo XXI.

P- ¿Qué tan importante es que la Orquesta Nacional recorra el país?

R- Es muy importante porque la orquesta es del país, es la Orquesta de la Nación, de manera tal que la presencia de la Orquesta en las provincias y en distintas ciudades marca una necesidad de comunicación con todo el público de nuestro país que generalmente nos recibe muy bien y con el que hay una gran comunicación . Aprovechamos para difundir el repertorio y para que la propia gente de ciudades del interior puedan percibir lo que es de ellos, porque como decía al principio es una Orquesta Sinfónica de todo el país y así lo dice el decreto de fundación de la Orquesta Sinfónica Nacional, que cuando se crea, se crea para todo el país.

A veces por distintas razones la sede está en la ciudad de Buenos Aires y eso hace que haya un ciclo principal de conciertos en el CCK –Centro Cultural Kirchner– que evidentemente concentra una parte del desarrollo y la programación. Esos conciertos naturalmente le permite, a la vez, tener el desafío de grandes batutas, de grandes directores y solistas que afirman su capacidad artística.

P- ¿Cómo ve la actualidad de la música clásica?

R- Yo la veo realmente muy bien. Lo que sucede es que hay que ir estableciendo nuevas alternativas de comunicación porque los públicos son dinámicos, la forma de comunicación tecnológica ha cambiado evidentemente en poco tiempo, y todas las orquestas del mundo, o las principales, se plantean las distintas formas nuevas de comunicación y hay que dirigirse hacia nuevos públicos.

Una orquesta como la nuestra, la Orquesta Sinfónica Nacional, es un institución, o sea que además de un servicio público tiene una cantidad de ofertas y posibilidades más allá de los conciertos. La juventud, los chicos, los jóvenes son parte de una estrategia para poder establecer un contacto más permanente y que eso signifique también renovación de público. Por eso dentro de la estrategia de programación tenemos un ciclo que se llama sinfónica joven donde hay un interés especial por establecer los programas dedicados a los jóvenes, para justamente crear nuevos públicos.

Günter Neuhold, con “Río Negro”: “Los jóvenes tienen que venir a los conciertos”

Günter Neuhold será esta noche el encargado de portar la batuta con la que dirigirá a la Orquesta Sinfónica Nacional en su nueva visita a Neuquén.

Pero por supuesto no es la primera vez que lo hace.

“Yo conozco la orquesta hace muchos años, 25 o 30 años, y en los últimos años he tenido un fuerte cooperación en muchos interesantes programas y en una parte del programa de esta ópera, muy dramática y muy hermosa con mucho para contar”, señaló Neuhold en diálogo con “Río Negro” respecto de su relación con el conjunto de músicos argentino.

Hablando de su rol de director confió que son varias las funciones que están a su cargo

“Hay que hacer una cosa atrás de la otra, sin embargo hay que tomar la decisión correcta en el momento preciso”, dijo.

Y subrayó: “Tenés que tomar posición y dirigir la orquesta para que muchos músicos suenen como uno”.

Acerca de la relación de la juventud con la música clásica señaló que el principal error está en la falta de educación musical y resalto el daño que causa en el sistema auditivo el uso continuo de auriculares con música fuerte.

Sobre las formas de superar la falta de interés de los jóvenes por la música clásica señaló que no son las orquestas las que tienen que amoldarse a la rutina del público joven, si no que estos deben acercarse, educación mediante, a los sonidos de la música clásica o sinfónica.

“Los jóvenes tienen que venir a los conciertos, las orquestas no tienen que ir a la escuela. Primero tienen que escuchar y después sentir, porque a la música hay que sentirla”, destacó el director austríaco.

¿Quién es Günter Neuhold?

Nació en Graz, en 1947, estudió dirección de orquesta en la Hochschule de su ciudad natal y cursos de perfeccionamiento con Franco Ferrara en Roma y con Hans Swarowsky en Viena. Entre 1972 y 1980 recibió numerosas ofertas de la República Federal Alemana, llegando a ser primer Kapellmeister en Hannover y Dortmund.

Fue premiado en numerosos concursos de Dirección de Orquesta lo que le permitió iniciar una vasta carrera y recibir la invitación de orquestas como la Wiener Philharmoniker y Wiener Symphoniker, Scala de Milán y Orquesta de la RAI de Roma, Turín y Milán.

De 1981 a 1986 fue director musical de la Orquesta Sinfónica “Arturo Toscanini” y del Teatro Regio de Parma. Entre 1986 y 1990 fue director titular y director artístico de la Real Filarmónica de Flandes (Amberes).

De 1989 a 1995, es nombrado Director General de Música en el Badisches Staatstheater de Karlsruhe y, desde 1995 a 2002, es Director General de Música y Director Artístico del Teatro de Bremen.

Desde 2008 a 2014 fue Director Titular y Artístico de la Orquesta Sinfónica de Bilbao.

Por último, ha dirigido numerosas orquestas y ha participado en Festivales de reconocido prestigio. En 1999 fue laureado con la “Medalla de honor de plata al mérito de la República Austríaca”.

Una historia muy rica

Orquesta Nacional: una rica historia de 70 años

La Orquesta Sinfónica Nacional fue creada en 1948 como Orquesta Sinfónica del Estado con el objetivo de promocionar a directores, compositores y ejecutantes argentinos y difundir los clásicos de la música en diferentes auditorios.

A lo largo de su historia, fue conducida por Roberto Kinsky, Juan José Castro, Víctor Tevah, Simón Blech, Teodoro Fuchs, Juan Carlos Zorzi, Jacques Bodmer, Bruno D’Astoli, Jorge Rotter, Jorge Fontenla y Pedro Ignacio Calderón que en 2015 fue designado Director Emérito de la Orquesta luego de 22 años ininterrumpidos como director.

También pasaron por ella gran cantidad de directores invitados.

Cumpliendo con su fin de orquesta nacional, se presentó en más de 50 ciudades del país.

En 1991, la Sinfónica llegó por primera vez a Europa y durante 1998 realizó una gira por Japón que culminó con un concierto en Estados Unidos.

El repertorio

del concierto

Giuseppe Verdi. Obertura de la ópera “La forza del destino”

Franz Liszt. Les Preludes, S. N° 97

Piotr Y. Tchaicovsky. Sinfonía No. 5 en Mi menor, Op. N° 64
– I. Andante – Allegro con anima
– II. Andante cantábile, con alcuna licenza
– III. Valse. Allegro moderato
– IV. Finale. Andante maestoso – Allegro vivace

años pasaron desde la última presentación de la Orquesta Sinfónica Nacional en la ciudad de Neuquén.

25

70

años cumple la Orquesta Sinfónica Nacional. Fue creada en 1948 con el objetivo de promocionar a directores, compositores y músicos del país.


Temas

Música

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La Sinfónica Nacional en Neuquén con invitado de lujo