La Universidad del Comahue se quedó sin comisión de atención a la violencia

Las integrantes se desvincularon, aunque resaltaron que continuarán trabajando con la problemática. Afirmaron que la institución "no está a la altura de las circunstancias". 



La del Comahue fue la primera universidad del país en contar con un protocolo de atención a la violencia. (Archivo).-

La del Comahue fue la primera universidad del país en contar con un protocolo de atención a la violencia. (Archivo).-

Las profesionales que impulsaban la aplicación del protocolo contra las violencias sexistas de la Universidad del Comahue se desvincularon de la comisión alegando la falta de apoyo desde la institución, lo que les hizo imposible continuar con la tarea que realizaban Ad Honorem desde el 2014.

Cabe recordar que la Universidad del Comahue fue la primera en contar con un protocolo para abordar la violencia sexista, el que fue creado después de un proceso de denuncias que finalizó con la exoneración del docente de locución, Patricio Orlando.

Según explicaron Angélica Acosta Meza, María Trpin, Graciela Alonso y Lorena Higuera a través de un comunicado, la comisión para la institucionalización y seguimiento de problemáticas vinculadas al protocolo contra las violencias sexistas quedó desarticulada, luego de frustrados intentos de obtener respuestas desde la Universidad.

La comisión tenía como objetivo visibilizar las situaciones de violencias en las relaciones interpersonales para impulsar cambios no solo en las relaciones sino también en los planes de estudio. "Las políticas de género en las universidades son temáticas pendientes, una deuda que tenemos con nosotrxs mismxs" afirmaron.

Las académicas explicaron que se encontraron con muchas dificultades a la hora de cumplir con su tarea, que terminó dependiendo de su trabajo voluntario, costeando actividades con dinero propio. Cuestionaron que "la Universidad, pese a diversos requerimientos realizados, no asumió la institucionalización del tema protocolo y mucho menos, la transversalización de políticas de género en los espacios de formación, extensión e investigación".

Insistieron en que, dentro de un contexto actual con una creciente incidencia de los reclamos feministas y por los derechos de las mujeres, se han intensificado las consultas y pedidos de denuncia pero la Casa de Altos Estudios "no está a la altura de las circunstancias y ha desoído elementales pedidos para que el espacio que ocupamos tenga otra impronta y mayor repercusión en la vida universitaria".

A pesar de la desazón de dejar la comisión, resaltaron que continuarán vinculadas a la temática y los logros obtenidos, entre los que enumeraron 51 las denuncias tomadas en base al Protocolo de Intervención Institucional ante denuncias por situaciones de violencia, acompañamiento de 30 situaciones en las que no hubo denuncia, asesoramiento en los sumarios y a decanos para aplicar la perspectiva de género en sus Facultades, charlas en los cursos de ingreso, talleres en las sedes universitarias y participación en paneles.


Comentarios


La Universidad del Comahue se quedó sin comisión de atención a la violencia