La UTA, preocupada por licitación del interurbano

Si el servicio cambia de manos en Neuquén, Centenario y Senillosa, buscará que los choferes sean tomados por la adjudicataria



NEUQUEN (AN).- La Unión Tranviarios Automotor (UTA), a través de su secretario adjunto, Ricardo Méndez, manifestó su preocupación respecto a la puesta en marcha de la licitación del servicio de transporte interurbano para esta ciudad, Centenario y Senillosa, previsto en principio para la primera quincena de octubre. Cuando se haga el llamamiento para la licitación, buscará incluir una cláusula que obligue a las empresas a contratar a los choferes que cubren los tramos en la actualidad. De forma paralela, la empresa Centenario aseguró que buscará quedarse nuevamente con el servicio.

El próximo 15 de octubre vence la concesión del corredor que está bajo la administración de la empresa Centenario. Ayer Méndez se mostró a favor de que se propongan nuevas condiciones, "en un servicio visiblemente cuestionado por los usuarios", pero alertó que el gremio "está preocupado" por la situación laboral en la que quedarán los conductores.

"Sea cual fuera la empresa que gane la licitación, vamos a buscar la incorporación del 100% de los empleados que hay ahora, incluyendo una cláusula en los pliegos de licitación", manifestó.

Este corredor fue durante los últimos meses motivo de discordia para los usuarios. Un incremento del 34,7% en el cost del pasaje autorizado por la Dirección Provincial de Transporte, e inconvenientes en las frecuencias fueron las principales quejas.

El gerente comercial de la empresa Centenario, Raúl Salomón, manifestó las intenciones de la actual adjudicataria de volver a quedarse con el servicio. "No sabemos cuándo sale van a hacer el llamamiento, pero nosotros vamos a participar", aseguró Salomón.

Afirmó que desde hace unos 20 días el servicio tendió a "entrar en la normalidad" y que los problemas que promovieron los disgustos se relacionaron con la "imposibilidad de costear repuestos y reparaciones", en un contexto "deficitario, impulsado por la falta de actualización en el costo del pasaje".

Reconoció que luego de la suba se produjo una merma en el número de usuarios, que "ahora comienzan a subir nuevamente" a los colectivos.

En cuanto a la concesión que caduca el mes que viene, dijo que "buscamos volver a un nivel óptimo" y a partir de allí "redefinir las condiciones en las que vamos a participar de la licitación cuando sea convocada".

Asimismo dijo que "sin el esfuerzo de los choferes, que trabajaron con bastante incerti

dumbre, y aguantado las quejas, estas aspiraciones que tenemos ahora no podrían ser posibles", dijo.

La empresa tiene unos 90 empleados. Y en total unas 45 unidades, incluyendo las de auxilio, que unen los trayectos entre esta ciudad, Senillosa, Plottier y Centenario.

En la UTA, más allá de mostrar su preocupación por los empleados, no culparon a la empresa, y sí al contexto económico, "que es la tónica de los últimos dos años en todo el país, y en casi todas las empresas transportistas".

En ese sentido, el secretario gremial Méndez, trajo a colación los ejemplos claros de Indalo y de Centenario, cuyos "servicios estuvieron en riesgo" y que "sólo lograron repuntar con las subas de los pasajes, y los subsidios directos e indirectos".

Descanso

Por otra parte, el gremialista, al hablar de las condiciones en la que se desempeñan los choferes de las empresas de larga distancia, afirmó que "se sigue incumpliendo los tiempos de descanso" reglamentarios que cada conductor debe cumplir. En este sentido, la UTA volvió a culpar a la Comisión Nacional de Regulación de Transporte, CNRT, por "no aplicar su poder de policía".

Nota asociada: "Esperamos que sigan mejorando las condiciones"  

Nota asociada: "Esperamos que sigan mejorando las condiciones"  


Comentarios


La UTA, preocupada por licitación del interurbano