Las apuestas de YPF para ingresar en el mercado del hidrógeno

La firma analiza dos posibles alternativas para producir el combustible: en base a gas y a largo plazo a energía renovable. El año pasado conformaron un consorcio junto y dentro del ámbito de YTEC, el brazo tecnológico de la firma.




Si hay una rama de la energía que actualmente tiene a todo el mundo del mismo lado es el hidrógeno. El gran potencial de generación y el bajo o nulo impacto ambiental –dependiendo el tipo- lo posicionan como uno de los combustibles del futuro.

En síntesis, el hidrógeno es una energía que al combustionarla lo que produce es agua con lo cual desde el punto de vista ambiental no produce gases nocivos y ofrece enormes ventajas por sobre cualquier otro combustible. Hay diversos tipos como el gris, azul o el verde que ese sería el ideal, ya que proviene de fuentes totalmente renovables y no genera emisiones como los anteriores.

En el país hay más ideas que proyectos para desarrollo y justamente YPF tiene dos líneas concretas de trabajo con las que analiza introducirse en el mercado.

“Nosotros tenemos dos líneas de trabajo, por un lado, trabajar en proyectos de gran escala de producción de hidrógeno a partir de electrólisis y la energía eléctrica la haríamos con parques eólicos. Y la segunda posibilidad es el hidrógeno azul que es en base al gas natural, pero con captura de carbono. O sea, las emisiones de Co2 que se producen en los reformadores, poder captarlo y ponerlo en un almacenamiento subterráneo”, precisó a este medio el vicepresidente de Gas y Energía, Santiago MartínezTanoira.

Actualmente la empresa tiene dos equipos trabajando en paralelo es estos proyectos. Hace un año la empresa conformó junto y dentro del ámbito de YTEC un consorcio para desarrollar la economía del hidrógeno.

Está compuesto por un abanico impórtate de compañías de toda índole desde tecnólogos hasta posibles usuarios finales, constructores, y posibles desarrolladores de tecnología, estamos trabajando en ese consorcio para generar un lugar de compartir ideas, conocimiento para poder generar un clúster en Argentina para acelerar el desarrollo de esta energía”, sumó Martínez Tanoira.

Para el directivo de YPF, para poder desarrollar tanto el proyecto del hidrógeno azul y verde, el mayor desafío es lograr que sean competitivos. Para eso deben reducir los costos de producción desde la génesis, por un lado, de la energía eléctrica y por otro la captura de carbono. “Es lo necesario para hacer que el país sea un jugador relevante comparativamente en el mundo”, aseguró.

Solo para tener una idea de la escala necesaria para hacer viable un proyecto de hidrógeno verde resta solo con marcar que se demandarían entre 5 a 10 parques eólicos como el de Manantiales Behr juntos, es decir la producción de 1 GW de potencia renovable. Sin contar la infraestructura propia del proyecto de hidrógeno.

Nosotros estamos embarcados en este desarrollo, en aprender lo máximo posible y después veremos qué rol ocuparemos en ese negocio”, concluyó Martínez Tanoira.


Comentarios


Las apuestas de YPF para ingresar en el mercado del hidrógeno