Las estrellas amarillas ya son señales de tránsito en Neuquén

Los municipios pueden colocar cartelería vertical para señalizar los lugares donde hubo víctimas fatales. En Neuquén ya comenzaron a hacerlo.

Así como los carteles que avisan la prohibición de giro a la izquierda, o de sobrepaso o reducción de velocidad, las estrellas amarillas son señales viales.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial resolvió el año pasado que todos los centros emisores de licencia nacional de conducir incorporen el símbolo de estrellas amarillas a las señales viales en los manuales de estudio del curso teórico.

Esto habilita además que se pueden colocar cartelería vertical en los lugares de la ciudad donde alguien perdió la vida por un siniestro de tránsito.

Estrellas Amarillas hizo un acto en recuerdo de Maxi Lagos. (Gentileza)

El primer cartel de la provincia se colocó en 2013 en el ingreso a Valentina Sur y Ruta 22. Pero en la capital neuquina, la organización Estrellas Amarillas nunca pudo instalar uno porque no contaban con autorización municipal. Fabiana Marillán, integrante de Estrellas Amarillas contó que el argumento que les dieron durante años era que “había que evitar la contaminación visual”.

Finalmente este año, a través de los cursos de reeducación vial que se están realizando, la organización neuquina logró la ansiada autorización y colocó el primer cartel en Rodhe y avenida del Trabajador, en memoria a Maxi Lagos.

Se seguirán sumando más en todo el ejido de la ciudad. Uno de los tres que se colocarán en los próximos días estará en la intersección de Montevideo y avenida Olascoaga, donde en 2008 fueron atropellados Franco y Belén, por Juan Hermosilla Soto que conducía en estado de ebriedad y a alta velocidad.


Jóvenes más responsables


“Que las estrellas sean considerabas señales viales para nosotros es un reconocimiento a la lucha de los familiares porque básicamente lo que significa esa señal es que en ese lugar alguien perdió la vida porque otro no respetó las normas de tránsito. Es en memoria a los que ya no están y el eterno pedido de justicia, esa justicia que nunca llega”, dijo Marillán.

Fabiana analizó la situación en la ciudad de Neuquén y consideró que desde hace unos años se empezó a generar mayor conciencia sobre todo en los jóvenes. “A principio de año empezamos a ver que no son los jóvenes los que conducen en estado de ebriedad, sino que son personas mayores de 30 años. Algo de lo que estuvimos haciendo en las campañas de concientización dio sus frutos, lo que pasa es que es a largo plazo”, agregó.

En esto radica la  importancia de las campañas de prevención y los cursos de reeducación vial. En este punto, Estrellas Amarillas insiste antes los gobiernos nacional, provincial y municipales que los cursos y charlas sobre seguridad vial sean sistemáticos y no aislados.


Circular 019 de la ANSV


La estrella amarilla que se coloca en las rutas y calles del país como emblema de atención y memoria de las víctimas en siniestros viales, será materia de estudio para los conductores que quieran obtener por primera vez o renovar la licencia nacional de conducir. Así los dispuso la Agencia Nacional de Seguridad Via, en su circular 019 de abril del año pasado.

Esta iniciativa busca que quienes realicen el curso adquieran el conocimiento acerca del símbolo, su significado y alcance.

Los carteles se instalan en los lugares donde ocurrió un siniestro vial que ocasionó una o varias muertes.

La finalidad de su presencia no solo es recordar a las víctimas viales, sino también llamar la atención sobre la peligrosidad de representa realizar un manejo imprudente, y de esta manera reducir la siniestralidad vial mediante la concientización.

Las cinco puntas de la estrella representan los valores de memoria, prevención, ley, justicia y educación. A lo largo de estos años ya se pintaron más de 10 mil estrellas en las rutas de todo el territorio nacional.


¡Atención escuela! La máxima es 20


El último logro que consiguió la capital neuquina para disminuir los siniestros viales fue la ordenanza que sancionó el Concejo Deliberante para determinar que en cercanías de escuelas, plazas y lugares donde caminan habitualmente niños y niñas, se debe circular a una velocidad no mayor a 20 kilómetros por hora.

El proyecto fue presentado por la ONG neuquina Bien Argentino. La preocupación estaba centrada en las estadísticas que dan cuenta de la alarmante cantidad de menores de edad involucrados en siniestros viales.

Uno de los fundamentos de la ordenanza considera que “generalmente los accidentes se deben a maniobras o velocidades inadecuadas de los conductores” y porque debido a la baja estatura de los niños y niñas los automovilistas no pueden visualizarlos cuando al cruzar una calle tienen obstáculos visuales como autos estacionados, o porque los menores por su altura no tienen una visión ampliada del tránsito a su alrededor.

La ordenanza 13.875 establece que “el que conduje dentro de 200 metros a la redonda de establecimientos escolares, deportivos o de gran concurrencia, a una velocidad superior a 20 kilómetros por hora, será sancionado con multa de 100 a 1.200 módulos”. Cada módulo equivale al precio de un litro de nafta súper del Automóvil Club Argentino.


Comentarios


Las estrellas amarillas ya son señales de tránsito en Neuquén