Lavagna no descartó medidas



BUENOS AIRES (Télam).- El ministro de Economía, Roberto Lavagna, admitió ayer que podría liberalizarse aún más el mercado cambiario para detener la marcha descendente del dólar, que hoy bajó cuatro centavos más y se colocó en los 3,26 pesos, su nivel más bajo en los últimos ocho meses.

“Siempre existe la posibilidad de una liberación adicional”, reconoció el ministro en una conferencia de prensa ofrecida esta tarde, pese a que previamente había subrayado que “quedan muy pocas restricciones” para la operatoria con divisas por parte de los exportadores y el público en general. “Está claro que hay en el mercado una sobreoferta, y que habiendo sobreoferta no tenía sentido mantener las restricciones por el lado de la demanda”, argumentó Lavagna, defendiendo la distensión del control cambiario que encaró el jefe del Banco Central, Alfonso Prat-Gay, en dos tandas desde la última semana de diciembre.

El jefe del Palacio de Hacienda destacó que “se puede operar en comercio exterior con absoluta disponibilidad de los dólares”, lo cual constituye a la vez un pedido político de los organismos multilaterales y un mecanismo a través del cual el Central busca estimular la demanda de divisas.

Pero las limitaciones que aún rigen en el mercado cambiario, y que Lavagna adelantó que podrían eliminarse, son varias: para el comercio exterior en particular, aún opera la obligación por parte de los exportadores de liquidar sus pagos en las ventanillas del Central si se trata de sumas superiores al millón de dólares diarios. Además, sigue vigente el límite de 150 mil dólares mensuales para la compra de billetes por parte de empresas y particulares.

También podrían eliminarse las trabas para que las firmas cancelen la porción de capital de sus deudas con el exterior, que aún están sujetas a restricciones después de que se autorizaran la semana pasada los pagos de intereses.


Comentarios


Lavagna no descartó medidas