Le pegó un botellazo a su expareja y solo lo imputaron por lesiones culposas

La fiscalía pretendía acusar al sospechoso por lesiones agravadas por el vínculo. Pero la defensa alegó que la víctima había recibido la agresión de manera accidental, cuando se interpuso entre dos hombres, que discutían. El hecho ocurrió el fin de semana en Bariloche.

El violento hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la toma que se levantó en la calle Beschtedt y Arrayanes, de Bariloche. (foto de archivo)

El violento hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la toma que se levantó en la calle Beschtedt y Arrayanes, de Bariloche. (foto de archivo)

Una mujer se encontró la madrugada del sábado con su expareja, en la casa de una conocida de ambos. La mujer se retiró y se dirigió a su domicilio. Pero el hombre la persiguió a pesar de que ella no quería que la siguiera.

Cuando la joven entró a su domicilio, ubicado en una toma de Bariloche, su expareja entró de manera violenta a la vivienda y con piedras en las manos. En el interior se encontraba otro joven.

Esa situación originó una fuerte discusión entre los dos hombres. La expareja de la mujer agarró una botella de vidrio para golpear al muchacho. En ese momento, la joven se interpuso entre ambos y recibió el botellazo en la cabeza.

El agresor atacó con un cuchillo al otro hombre y le aplicó dos puntazos en la espalda. Antes de irse de la casa, el hombre violento le robó el celular a la mujer, que sufrió lesiones por el golpe.

El joven herido de arma blanca fue atendido a primera hora del sábado en el hospital Ramón Carrillo, donde quedó internado en observación, fuera de peligro, porque las heridas eran leves. Sin embargo, el lesionado no quiso formular ninguna denuncia y se marchó del hospital sin esperar a que le dieran el alta médica, informaron fuentes judiciales. Personal policial detuvo al agresor la mañana del sábado.

El domingo se hizo la audiencia de control de detención y de formulación de cargos contra el hombre. La fiscalía le atribuyó al hombre el delito de lesiones agravadas por el vínculo y robo.

El defensor oficial Marcos Miguel se opuso y advirtió que la denunciante había declarado que el botellazo que había recibido fue accidental, porque tenía otro destinatario. Además, planteó otra teoría del caso. El acusado declaró en la audiencia ante el juez que su expareja lo había invitado esa madrugada a la casa.

Tras analizar las evidencias que la fiscalía y la defensa aportaron, el juez de garantías Juan Pablo Laurence admitió los cargos contra el imputado, pero solo por el delito de lesiones culposas y robo. Y autorizó a la fiscalía a investigar el caso.

Laurence le impuso al imputado una prohibición de acercamiento y de contacto por cualquier medio con la mujer. La decisión del magistrado causó malestar en la fiscalía. Fuentes judiciales adelantaron que el fiscal Martín Govetto impugnará la resolución de Laurence para que otro juez la revise.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Le pegó un botellazo a su expareja y solo lo imputaron por lesiones culposas