Lecturas recomendadas: “Elemental, Watson”

La profesora Cecilia Boggio sugiere hoy un libro de cuentos sobre los casos de Sherlock Holmes, que aparecieron en el periódico The Strand Magazine entre 1892 y 1904. En este caso, hacemos foco en una edición del 2004 que posee tres grandes relatos breves.



En una sala de espera hay una mini biblioteca con el nombre de “Leyendo Espero”. Es un proyecto de la biblioteca Popular J.A.Roca. Uno toma un libro, lo hojea, quizá tiene tiempo para leerlo y luego lo deja en su lugar. Fue así como me encontré con un libro chiquito con un título sugerente y me sumergí en un oasis que hizo beneficiosa la espera.

Hoy quiero compartir con ustedes esta experiencia, la lectura de cuentos relativamente breves sobre los casos del siempre vigente Sherlock Holmes. No son sus novelas de tirada más larga, sino cuentos que aparecieron en el periódico The Strand Magazine entre 1892 y 1904.


“Elemental, Watson”, Cantaro Editores 2004, la edición a la que me refiero, trae tres cuentos de Arthur Conan Doyle: “La aventura del carbunclo azul”, “Las cinco semillas de naranja” y “La aventura de los tres estudiantes”.

Dirigido a estudiantes secundarios, el libro consta de cuatro secciones: la primera, “Puertas de Acceso”, contiene una clara información sobre los relatos policiales, una breve historia y las características de lo que hoy llamamos el policial anglosajón, aquel en que el investigador aficionado aplica el método deductivo para encontrar al culpable y en el que también se involucra el lector para ver si él mismo es capaz de ganarle al investigador.

La segunda parte, “Elemental, Watson”, presenta los tres cuentos con notas aclaratorias al pie de página, narradas por el Dr. Watson, el amigo entrañable del detective, y al que este, luego de explicarle cómo resolvió el caso, le dirige su comentario: Elemental, Watson.

La tercera, “Manos a la obra”, propone una serie de actividades creativas que suponen una nueva lectura de los textos.


Finalmente la cuarta, “Cuarto de herramientas”, contiene información más detallada sobre la vida del autor y también se incluye material gráfico y documental, hasta información sobre Agatha Cristie de la cual este mes se cumplen 100 años de su primera novela, El misterioso caso de Styles, con la creación del detective Hércules Poirot.

La lectura de los tres cuentos es muy amena. En “La aventura del carbunco azul” un ganso y un sombreo de copa muy gastado llevan a Sherlock Holmes a investigar el robo del diamante más famoso de Inglaterra. “Las cinco semillas de naranjas”, a descubrir las actividades de miembros del Ku Klux Klan en Londres, y “La aventura de los tres estudiantes” a resolver quién robó el original de un examen de griego que debía darse en un College de Oxford.

Los tres relatos nos muestra al protagonista con las características que le conocemos, no solo por sus libros, sino también por las múltiples películas a través de los años.


Sabemos así mismo de su popularidad en la época que los relatos aparecieron, de cómo sus lectores le escribían cartas a la dirección ficticia, 221B Baker Street que eran contestadas no por Conan Doyle, sino por la editorial y el periódico firmadas con los nombres de los protagonistas.

En 1891, el autor decidió acabar con su personaje, porque a pesar de ser médico, su gran pasión era la literatura y aspiraba a escribir novelas históricas serias, no una narrativa tan popular, así que en “Las memorias de Sherlock Holmes” incluyó un cuento donde el investigador moría ahogado en un gran salto de agua en Alemania. Fue tal la reacción del público que a Conan Doyle no le quedó otra alternativa que revivirlo.


Tres imperdibles si de Sherlock se trata



El universo literario de Sherlock Holmes está compuesto de numerosas piezas. Sir Arthur Conan Doyle escribió más de 50 relatos y 4 libros relacionados al afamado detective, y de yapa, lo hizo sin un orden establecido previamente. ¿Qué significa esto? Que en líneas generales, no hay un “orden correcto” para leer a Sherlock.

Sin embargo, te recomendamos los tres imperdibles para iniciar las obras del personaje.


El primero, “Estudio en escarlata”, publicado en 1887. Luego le sigue “El signo de los cuatro”, de 1890, y finalmente el libro “Las aventuras de Sherlock Holmes” (1892), compuesto por 12 relatos breves (dos de ellos, mencionados en “Elemental, Watson”).


Comentarios


Lecturas recomendadas: “Elemental, Watson”