Juzgan a dos jóvenes por la tenencia de marihuana para vender

Los jóvenes llegaban a Bariloche a bordo de un colectivo de larga distancia. Les habían ofrecido 10.000 pesos para transportar 54 kilos de cannabis en cuatro valijas.



#

Un perro adiestrado identificó el cargamento entre el equipaje.(Foto: Archivo )

Juzgan a dos jóvenes por la tenencia de marihuana para vender

Dos jóvenes imputados por el transporte y tenencia de 54 kilos de marihuana serán juzgados mañana desde las 8 por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Neuquén. Se trata de Cristaldo Molina, de 19 años, y de Ariel Molina Fuentes, de 21, que llegarán en libertad al juicio.

Así lo informó Estanislao Cazaux, defensor particular de los imputados, de nacionalidad paraguaya. Indicó que los acusados tienen domicilio en la villa 1-11-14 de la ciudad de Buenos Aires, y deberán viajar en las próximas horas para comparecer ante la justicia.

El abogado recordó que se les atribuye a los jóvenes el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Los imputados fueron detenidos el 8 de mayo pasado por personal de Gendarmería Nacional. Fueron interceptados cuando viajaban en un colectivo de larga distancia que había salido desde la ciudad de Buenos Aires y se dirigía a Bariloche.

En un control ubicado antes del puente sobre el río Limay, que divide las provincias de Neuquén y Río Negro, a unos 16 kilómetros de Bariloche, un perro adiestrado de Gendarmería señaló cuatro valijas que estaban en la bodega del colectivo. Después, los policías descubrieron que había 54 kilos de marihuana distribuidos en el equipaje.

Los detenidos fueron trasladados hasta Zapala y comparecieron ante la jueza federal de esa localidad, Silvina Domínguez, que accedió al pedido de excarcelación tras las indagatorias.

Domínguez ordenó que los imputados comparezcan una vez por semana en la comisaría de Barracas, de Buenos Aires.

El defensor particular explicó ayer que la etapa de instrucción demandó apenas 20 días y se elevó a juicio. Domínguez rechazó el pedido de sobreseimiento que había planteado la defensa de los acusados, en sintonía con el dictamen de la fiscal federal de Zapala Karina Martínez Stagnaro.

Los imputados explicaron ante la jueza que les habían ofrecido un pago de 10 mil pesos a cada uno para trasladar los 54 kilos de marihuana.

La defensa relató que uno de los jóvenes vive hace dos años en la villa 1-11-14 y el primo había llegado hace dos meses procedente de Paraguay en busca de trabajo.


Les ofrecieron 10.000 pesos por llevar 54 kilos de marihuana

La jueza a cargo del Juzgado Federal de Zapala, María Silvina Domínguez, rechazó el pedido de sobreseimiento que había planteado la defensa de dos ciudadanos de nacionalidad paraguaya imputados por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

La fiscal Karina Martínez Stagnaro se había pronunciado en contra del sobreseimiento. La jueza resolvió clausurar la etapa de instrucción y elevó la causa a juicio.

Así lo explicaron los defensores de los imputados. Indicaron que la audiencia se hizo el miércoles en el Juzgado Federal de Zapala. Señalaron que a los imputados de 19 años les habían ofrecido un pago de 10 mil pesos, a cada uno, para trasladar 54 kilos de marihuana.

Los jóvenes fueron detenidos el 8 de mayo pasado por personal de Gendarmería Nacional. Viajaban en un colectivo de larga distancia que había salido desde la provincia de Buenos Aires y se dirigía a Bariloche.

En un control que se desarrollaba antes del puente sobre el río Limay, a unos 16 kilómetros de Bariloche, un can adiestrado de Gendarmería señaló cuatro valijas sospechosas que estaban en la bodega del colectivo. Después se constató que había 54 kilos de marihuana.

Los jóvenes recuperaron al día siguiente la libertad por orden de la jueza tras las indagatorias.

Domínguez ordenó que los imputados comparezcan una vez por semana para firmar en la comisaría de Barracas, de Buenos Aires. De hecho, los acusados acreditaron domicilio en la villa 21 de Barracas.

Los defensores señalaron que uno de los jóvenes vive hace dos años en ese lugar y el primo había llegado hace dos meses procedente de Paraguay, en busca de trabajo. Dijeron que costó dialogar con los imputados porque hablan muy poco español, sólo se comunican en guaraní. Los imputados no revelaron más detalles de las personas que los habían contactado para trasladar la droga, explicaron las fuentes que conocen el expediente.


Comentarios


Juzgan a dos jóvenes por la tenencia de marihuana para vender