Leyendas "blancas", con lo justo

Vencieron por un doble a las "rojas", ante 6.000 almas. Merlo convirtió 22, pero Milanesio se quedó con el MVP.




La vigésima edición del Juego de las Estrellas quedará marcada por el regreso de las viejas glorias. Es cierto que el duelo entre nacionales y extranjeros -se jugaba al cierre de esta edición- era el plato fuerte, pero las leyendas dieron espectáculo.

El equipo Blanco, dirigido por Walter Garrone, venció al Rojo de Luis Martínez, por 70 a 68, en un partido que tuvo al "Chuni" Raúl Merlo como goleador y a Marcelo Milanesio como el jugador más valioso (MVP).

También, claro está, hubo un nuevo duelo de entrenadores de los '80, cuando el Ferro de Martínez y el Atenas de Garrone eran los grandes protagonistas de la Liga Nacional.

El show en la primera noche de las estrellas se abrió con La Guardia Nacional del Mar. También estuvieron Oscar y Tamara Kreimer, Cirque XXI, además de las mascotas estilo NBA, Rosco y Lola. Más de 6.000 personas coparon el Polideportivo de Mar del Plata y, como indicaban los pronósticos, hubo fiesta.

"Parece mentira, pero siento los mismos nervios que cuando jugaba de manera profesional", afirmó Milanesio antes de arrancar el partido.

Y después del juego, con el premio en sus manos, afirmó que "es un orgullo, pero no sólo por el MVP, sino especialmente porque nos juntamos con viejos conocidos", dijo el jugador con más presencias en la historia de la Liga.

El socio, Héctor Campana, también habló después del encuentro. "Fue una idea bárbara de la Asociación y la pasamos muy bien. No me quiero olvidar de mencionar a León Najnudel, Orcasitas y a todos los que hicieron posible la creación de la Liga. Todo lo que se ha logrado es fruto de la competencia interna y esta camada de jugadores tuvo mucho que ver", opinó el "Pichi".

En el espectáculo de la jornada inaugural también se llevó a cabo la eliminatoria para el concurso de volcadas.

Antwon Hall, Chris Jeffries, Andrés Molteno consiguieron el pasaporte a la final, para definir con el ala pivote de Independiente de Neuquén, Byron Johnson, defensor del título.


Comentarios


Leyendas «blancas», con lo justo