Liderazgo débil en un país dividido y en crisis





Análisis

Con una ajustada victoria electoral, cuestionamientos de la oposición y mensajes de rectificación desde su propio partido, el presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro, no tendrá el comienzo feliz que esperaba para su gobierno. Su estrecha victoria no pareciera darle mucho margen de maniobra a un gobierno que nace con una legitimidad cuestionada. El país quedó dividido en dos mitades casi iguales, lo que obligará a Maduro establecer un diálogo con quienes no votaron por él. El experto en temas electorales Luis Lander señaló que Maduro no dio aún muestras de conversar o buscar consensos. “El estrecho resultado debería obligar al gobierno a una apertura hacia el resto del país, ofrecer un diálogo democrático. Tiene que reconocer que la (alianza opositora) Mesa de Unidad Democrática es un actor político”, dijo. Está por verse si Maduro manejará el concepto de gobierno “colectivo” del que habló en la campaña, ante su limitado liderazgo, en un país que sufre una severa crisis económica que necesita remedios urgentes. Los analistas estiman que será un mando ejercido en conjunto por Maduro, el presidente de la Asamblea Nacional (Congreso), Diosdado Cabello; el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, el canciller Elías Jaua y el vicepresidente y yerno de Chávez, Jorge Arreaza. No habían pasado 24 horas desde el triunfo de Maduro cuando desde su partido le enviaron señales de que consideran la suya una victoria pírrica. Cabello escribió en Twitter: “Busquemos nuestras fallas hasta debajo de las piedras, pero no podemos poner en peligro a la patria ni el legado de nuestro comandante”. El analista político Luis Vicente León, de Datanálisis, dijo: “No sé si Maduro está dispuesto o capacitado para una negociación, pero está obligado porque ganó por prácticamente nada”, comentó. “Capriles generó una campaña espectacular. Interesante paradoja, Maduro ganando, pierde. Capriles perdiendo, gana”, señaló. “Para la oposición todo esto es ganancia, que pudo generar en sus propios seguidores la percepción de que tiene la posibilidad de ser gobierno”. (AFP/DPA)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Liderazgo débil en un país dividido y en crisis