Llegó el alivio para Conesa: los incendios están controlados

Las cuadrillas de bomberos y la nave hidrante lograron su cometido. Los focos más críticos fueron controlados



Unas 5.000 hectáreas se quemaron en Conesa. Foto: Gentileza Gustavo Antonena

Unas 5.000 hectáreas se quemaron en Conesa. Foto: Gentileza Gustavo Antonena

Equipos de bomberos y la vital ayuda de un helicóptero hidrante del Plan Nacional de Manejo del Fuego (PNMF) lograron controlar las llamas en el área de General Conesa, aunque en Río Negro, los incendios siguen deteriorando el medio ambiente en zonas rurales.

Los grandes avances en inmediaciones de la localidad conesina se pudieron registrar en la tarde del lunes merced al trabajo de toda la infraestructura disponible por la enorme quemazón.

En ese sentido, el ministerio de Seguridad informó que los focos que afectan los lotes 8 y 9, al norte cruzando el río Negro, como el el lote 14 (zona de islas) y las chacras de Colonia Frías, permanecían controlado.

Lo que dejó el incendio

60.200
hectáreas se quemaron entre octubre y febrero en la provincia de Río Negro, según el ministerio de Seguridad.
174
intervenciones se produjeron que fueron atendidas entre el SPLIF y Bomberos.

La aeronave despachada desde Bariloche concretó dos jornadas de trabajo acarreando un millar de litros de agua desde el río hasta los focos ígneos, cada tres minutos. Así, contribuyó superlativamente con la tarea en tierra que concretó el personal de bomberos y del Servicio Provincial de Lucha contra Incendios (Splif).

De acuerdo a los pronósticos más optimistas, la aeronave podría quedar liberada de su operatividad en la zona durante esta jornada, y en caso de que mejoren las condiciones climáticas, los pilotos podrían estar retornando con la aeronave a su base en la ciudad lacustre.

En los sectores más comprometidos por el fuego, trabajaron dotaciones de esa localidad, Guardia Mitre, Río Colorado y Viedma.

Por su parte, el intendente Héctor Leineker indicó a RÍO NEGRO que si bien el humo cubrió parte, hasta las primeras horas de ayer, de la planta urbana en el hospital Monteoliva no tuvo que atender casos ya que sólo se pudieron verificar algunas irritaciones de ojos en algunas personas.

Confirmó que las mayores pérdidas hasta la actualidad se registraron en la zona del camping municipal donde se perdió el 70% de la forestación compuesta por arboleda natural. En ese sentido, estimó que algunas especies tardarán 10 años en reverdecer , en cambio los sauces “no se van a recuperar más”.

Aun así, las autoridades decidieron habilitar los sectores de camping y balnearios ya que personal municipal trazó un desvío como para los habitantes puedan volver al río Negro sin necesidad de atravesar el predio destruído ante el riesgo de que pueda caer algún árbol como consecuencia de la quemazón.

Durante la mañana pasada, algunas tormentas se posaron sobre el área circundantes sin embargo, la precipitación no contribuyo en apagar el fuego. “Cayeron seis gotas por metro cuadrado”, preciso el jefe comunal conesino.


Comentarios


Llegó el alivio para Conesa: los incendios están controlados