Los cortes persisten pese al anuncio de un acuerdo con los transportistas

Sólo un pequeño grupo levantó los piquetes en las rutas. El desabastecimiento crecería durante el fin de semana largo.





El conflicto entre el gobierno, el campo y los transportistas autoconvocados está lejos de solucionarse y cada vez es más caótico. Ayer, pese al anuncio del gobierno de que se había llegado a un acuerdo con los camioneros, los cortes en las rutas se mantenían firmes en gran parte del país, provocando un desabastecimiento de alimentos y combustibles que amenaza con profundizarse el fin de semana largo. 

También en la región se sintió el impacto, principalmente en la provisión de alimentos, ya que todavía queda combustible en las estaciones de servicio, aunque se está racionando. 

En un intento de mostrar algún atisbo de reacción ante los bloqueos, la gestión de Cristina Kirchner dispuso hoy garantizar la libre circulación en todas las rutas y pidió a los gobernadores denunciar ante las tribunales locales los cortes en sus territorios y proceder a liberar los caminos bloqueados con las fuerzas federales que actuarán «sin represión».

En medio del entuerto en el que se ha convertido el conflicto por las retenciones móviles, los productores agrícolas volvieron a reunirse y ayer emitieron otro comunicado tras una larga jornada de gestiones. Los dirigentes de la Comisión de Enlace «recomendaron a los productores no comercializar la cosecha de granos mientras el gobierno nacional no mejore las condiciones para su venta. Además, el comunicado ratificó el pedido al Ejecutivo nacional de que convoque a las entidades para negociar una salida al conflicto.

Ayer, el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, y representantes de seis entidades de transportistas anunciaron el levantamiento de las medidas de fuerza que venía realizando el sector.

La decisión fue comunicada luego de una reunión que mantuvieron los dirigentes del transporte con el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, de la que también participaron el secretario Jaime y el líder del sindicato de camioneros Hugo Moyano.

Por parte del sector transportistas estuvieron: Miguel Ángel Bettili de FEBOTAC, Eduardo Marcle de FECOTAC, Lucio Samborain de FADEAC, Omar Pérez de la Asociación de Camioneros Profesionales, Carlos Di Nunzio de la Federación de Transporte de Granos, y Daniel Vilanova de la Federación de Transportistas Rurales Argentinos.

Luego de la reunión el gobierno y los transportistas convocaron a una conferencia de prensa en la que anunciaron el levantamiento del paro pero en la que no se permitieron realizar preguntas.

«Anunciamos el levantamiento de la medidas de fuerza», señaló Jaime que de esta forma ofició de vocero del sector.

Inmediatamente Di Nunzio reiteró lo expresado por Jaime y le solicitó a «transportistas y autoconvocados que comiencen a cargar» granos. Di Nunzio dijo que la medida se adoptó luego de que tanto «ayer (por el jueves) como hoy (por ayer) en forma telefónica la Mesa de Enlace del sector agropecuario le confirmó que levantó la medida de no enviar cereales a puerto».

Pero el presidente de la Confederación Argentina del Transporte Automotor por Carga (CATAC), Rubén Agugliaro, relativizó la representatividad de esa entidades al precisar que en varias provincias los bloqueos seguían.

Y entonces, el anuncio fue uno más de los que hizo el gobierno y que minutos después la realidad desmintió, ya que la mayoría de los cortes continuaban en pie.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los cortes persisten pese al anuncio de un acuerdo con los transportistas