Los curiosos y el peligro

#

Las llamas crecían y los curiosos se resistían a alejarse del lugar. Chicos y grandes, en motos y bicicletas, querían acercarse al lugar lo más posible para apreciar de cerca lo que estaba ocurriendo. Durante los primeros minutos del siniestro, dos explosiones generaron temor y muchos corrieron para alejarse. La Policía tuvo que rodear toda la manzana debido a la cercanía de los barrios linderos al establecimiento en llamas. (AR)


Comentarios


Los curiosos y el peligro