Los derechos de los bebés prematuros





El nacimiento prematuro produce un impacto tanto sobre el/la bebé como sobre la familia que lo recibe, porque implica mayores desafíos de adaptación y cuidado.


Los bebés prematuros son aquellos que nacen antes de las 37 semanas de edad gestacional. Este nacimiento antes de tiempo es una de las principales causas de que los recién nacidos ingresen a las unidades de cuidados neonatales e influye sobre la mortalidad infantil, durante el período neonatal y posneonatal. El nacimiento prematuro implica cuidados especiales y largos períodos de recuperación, además de la necesidad posterior de un seguimiento especializado que acompañe el progresivo crecimiento y la adaptación en las diferentes etapas de la niñez.

La eficacia de los cuidados intensivos neonatales ha logrado la supervivencia de un número creciente de recién nacidos prematuros considerados de riesgo. El alta hospitalaria luego de internaciones prolongadas y tratamientos complejos, además de costosos, no siempre implica la resolución de los problemas con los que nació el/la bebé, dando lugar al desarrollo de enfermedades crónicas y discapacidades que exigen la participación de múltiples servicios, consultas médicas frecuentes y hospitalizaciones repetidas. Afortunadamente, en otras ocasiones, estos niños y niñas se recuperan en forma completa requiriendo únicamente de los cuidados médicos y familiares habituales de todo lactante.

Es importante tener presente que la situación de nacimiento prematuro produce un impacto tanto sobre el/la bebé como sobre la familia que lo recibe, porque implica mayores desafíos de adaptación y cuidado.

Es por eso que desde el Plan provincial de Salud 2019-2023 se priorizan los cuidados neonatales y diagnósticos tempranos como uno de los lineamientos de la Dirección de Maternidad e Infancia, llevada a cabo a través de la estrategia de “Primeros 1.000 Días”, que tiene como objetivo garantizar el mejoramiento de la calidad y la homogeneización de la atención neonatal, en especial la alta complejidad, asegurando la atención y el seguimiento interdisciplinario de los recién nacidos de riesgo. En el marco de la semana del prematuro, y dentro de la situación de pandemia, nuestro objetivo es enfatizar la importancia del reconocimiento de los 10 derechos del prematuro. El objetivo es sensibilizar a la comunidad sobre cada uno de ellos, priorizando la prevención de la prematurez con la detección temprana de los embarazos y su adecuado acompañamiento desde los equipos de salud y la comunidad. Estos derechos son:

1) La prematurez se puede prevenir en muchos casos, por medio del control del embarazo al que tienen derecho todas las mujeres. Los controles sirven para orientar las decisiones clínicas y para informar a la mujer y a su familia sobre cómo prevenir los posibles riesgos.

2) Los recién nacidos prematuros tienen derecho a nacer y a ser atendidos en lugares adecuados. Todo nacimiento prematuro debería ocurrir en el lugar adecuado.

3) El recién nacido prematuro tiene derecho a recibir atención adecuada a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso al nacer y sus características individuales.

4) Los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia

5) Los bebés nacidos de parto prematuro tienen derecho a ser alimentados con leche materna.

6) Todo prematuro tiene derecho a la prevención de la ceguera por retinopatía del prematuro (ROP).

7) Un niño que fue recién nacido prematuro de alto riesgo debe acceder, cuando sale del hospital, a programas especiales de seguimiento.

8) La familia de un recién nacido prematuro tiene pleno derecho a la información y a la participación en la toma de decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica.

9) El recién nacido prematuro tiene derecho a ser acompañado por su familia todo el tiempo.

10) Las personas que nacen de parto prematuro tienen el mismo derecho a la integración social que las que nacen a término.

* Licenciada en Enfermería, magister en Salud Materno-Infantil y magister en Salud Sexual y Reproductiva. Referente de la Dirección de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la Provincia del Neuquén


Comentarios


Los derechos de los bebés prematuros