Los ediles le dieron 24 horas a Feudal

Amenazaron con quitarle el apoyo a la coalición hoy si no cumple con lo acordado



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Se acotan los tiempos para Atilio Feudal y sus colaboradores. Ayer los concejales volvieron a poner límite a la negociación para la conformación del gobierno de coalición y, en tono de ultimátum, dieron 24 horas al intendente para que reduzca la planta política y de contratados e instrumente la ordenanza de emergencia.

El plazo vence hoy y hay dos razones para los ediles que no permiten dilaciones. Por un lado crece la impaciencia de los concejales frente a las sucesivas demoras en la instrumentación de las medidas de austeridad reclamadas y la urgencia de encarrilar las cuentas del municipio

Por el otro, prima la intención de acompañar al mandatario al encuentro que sostendrá hoy en Buenos Aires con el gobernador Pablo Verani en busca del apoyo provincial al plan esbozado para sortear la crisis. Luego del llamado recibido el viernes, Feudal pidió al gobernador una audiencia para retomar el diálogo interrumpido durante su última visita a esta ciudad.

Tras la sesión extraordinaria, durante la que se maduró la idea de un “ultimátum”, el cuerpo remitió una nota más moderada al jefe comunal solicitando que “el 8 de mayo nos envíe las resoluciones con la aceptación de los funcionarios correspondientes de acuerdo al Nuevo Organigrama”.

La planta política consensuada en un prolongado cuarto intermedio prevé la reducción de cargos a un total de 11, con una erogación salarial máxima de 20 mil pesos por mes. A esto se sumaran que “en comisión” los ediles ocupen las secretarías de Hacienda y Gobierno.

El edil Marcelo Cascón (Alianza) fue terminante al señalar el carácter de la postura adoptada, “si no adopta las medidas en 24 horas le retiramos el apoyo del Concejo”, aseguró.

Con algo más de expectativa sobre el resultado del pedido, Jorge Temporetti (MPP) indicó que “si se instrumenta esto ya estaríamos viajando mañana con el intendente para reunirnos con la provincia, Nación y los organismos financieros”.

Convencido de conseguir el apoyo de Verani, el concejal, candidato a ocupar Hacienda, aspira a conseguir un “colchón financiero” de 2 millones de pesos para asegurar los salarios.

Obtenido este “reaseguro para poder trabajar tranquilos”, el objetivo será refinanciar el pasivo del municipio a 15 años con un interés inferior al nueve por ciento y un año de gracia. La garantía imaginada por Temporetti es “el patrimonio municipal” debido a que “la coparticipación está embargada en un 105 por ciento” explicó.

En el Ejecutivo el clima era de optimismo, la cancelación de un nuevo vencimiento de los bonos BEM y la definición del ajuste de la planta política y de contratados fueron señaladas como dos grandes conquistas.

El municipio pagó unos 700 mil pesos correspondientes al cuarto servicio de capital y el octavo de intereses de la operatoria de bonos BEM con la que se financian obras de infraestructura en la ciudad. Con la erogación de 187 mil pesos de fondos propios -que será restituidos con un ATN- y la recaudación de los frentistas se evitó caer en el “default” financiero y garantizar la obra de gas del oeste. En forma paralela trascendió que el intendente resolvió ajustar el plantel de contratados a los 110 mil pesos de tope establecidos en la ordenanza de emergencia económica y que hoy presentará la propuesta a los concejales.


Comentarios


Los ediles le dieron 24 horas a Feudal