Los ejes de las propuestas

Detalles

El plan del presidente Obama para una reforma migratoria integral en Estados Unidos es similar al esbozado la víspera por un grupo bipartidista de senadores, pero con algunas diferencias que auguran un fiero debate sobre el emotivo tema. Pero lo hacen con diferentes matices. Los dos planes ofrecen, de manera general: • Una vía, que podría durar años, para que 11 millones inmigrantes indocumentados, la mayor parte de ellos hispanos, obtengan la residencia permanente y eventualmente la ciudadanía, una vez que paguen impuestos, aprendan inglés, demuestren que no han cometido crímenes y muestren familiaridad con la cultura estadounidense. • Esfuerzos para reforzar la frontera con México y sistemas de otorgamiento de visas, mientras que se agiliza la formalización de aquellas personas que llegaron al país de manera no autorizada cuando eran jóvenes. • Mejorar los sistemas de verificación para evitar la contratación de inmigrantes sin papeles y desmantelar actuales barreras para contratar a extranjeros especializados, que podrían ayudar a impulsar la economía del país. Los principales puntos en desacuerdo son: • El plan del Senado supedita la posibilidad de la ciudadanía a los indocumentados a ciertos hitos en cuanto a seguridad fronteriza. Obama insiste en que la zona fronteriza nunca había sido tan segura como ahora. • La iniciativa de Obama otorga los mismos beneficios migratorios a las parejas del mismo sexo que a las heterosexuales.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora