Los Finzi, unidos por las aventuras del oso Muashkuss

El neuquino Daniel Finzi ofrecerá hoy en Canadá, donde reside, un concierto con la Filarmónica de Edmundston, que dirige, y con la que estrenará una suite compuesta junto a su padre Alejandro.





La Navidad se acerca este año de una manera muy particular, con ansiedad e incertidumbre en todo el mundo. Los supermercados y negocios ya exhiben sus colores rojo, verde y dorado que esta vez intentan acercar alegría, pero la nostalgia parece envolver el ambiente.


Una Navidad en la que no será fácil la reunión familiar a causa de la pandemia que asola el planeta y que encontrará a los Finzi separados por más de diez mil kilómetros, Alejandro y Laura, los padres, en el calor de Neuquén y Daniel y Andrés, los hijos, y sus propias familias en el frío de Canadá.
Será “Una Navidad no como las otras”, como el título del concierto en el hoy el chelista Daniel Finzi dirigirá a la Orquesta Filarmónica del Haut-Saint-Jean de Edmundston, en la provincia de Nueva Brunswick, Canadá, y en el que estrenará la suite sinfónica “¡Aquí, Muashkuss! (Noticiero musical de los animales)” –que se divide en nueve números–, que compuso junto con su padre el dramaturgo Alejandro Finzi, quien nació en Buenos Aires y vive en Neuquén desde 1984.

Bajo estricto protocolo sanitario. Los músicos de la Orquesta Filarmónica del Haut-Saint-Jean de Edmundston, en la provincia de Nueva Brunswick, Canadá.


Separados pero muy unidos, no solo por el afecto, sino también por el trabajo artístico, Daniel y Alejandro disfrutaron del proceso de creación de la obra, como ambos explicaron a Río Negro.
Fueron dos meses de trabajo entre junio y julio (verano quebequense e invierno neuquino) en los que Alejandro escribió el texto y luego Daniel lo musicalizó. “Al leerlo fui imaginando la música que el texto me inspiraba, luego lo dividí en nueve pequeños movimientos y la obra tomó forma de pequeña suite. Entre el texto y la música, más o menos, en un mes la terminamos. Luego orquestarla me llevó más tiempo”, explica músico.
El protagonista de la suite es el oso Muashkuss, ya conocido en la Patagonia. Que él fuera el hilo conductor de la obra “fue ocurrencia de mi papá” confiesa el chelista. Es que, como recuerda el dramaturgo, el personaje nació en su pieza teatral para chicos “Un oso cruza la frontera” que estrenó en Villa Regina el grupo La Hormiga Circular, con dirección de Carol Yordanoff, en “una puesta maravillosa. Es una obra muy trabajada muy estudiada” por la que Finzi ganó el premio Argentores 2019.
En “Un oso cruza la frontera” Muashkuss (“pequeño oso”, en idioma inuit) se va de Canadá a la Patagonia. Ahora, como explica Daniel, “en ‘El Noticiero…’, Muashkuss, instalado ya en el sur, es un oso reportero que transmite noticias de los animales que también están sobrellevando la pandemia a todo el mundo”.

Al leerlo fui imaginando la música que el texto me inspiraba, luego lo dividí en nueve pequeños movimientos y la obra tomó forma de pequeña suite”.

Daniel Finzi, sobre la suite compuesta junto a su padre Alejandro.


Ese oso enorme crea “situaciones muy divertidas”, según su creador en una obra que se estructura como “un boletín informativo que tiene nueve noticias y que dura unos 20 ó 25 minutos”.
El músico y el escritor no son los únicos Finzi que participaron en la creación de la suite sinfónica: Julieta, Sarah y Eduardo, los hijos de Daniel, también aportaron un tema. Su padre les contó uno de los números, que tiene como protagonistas a los pingüinos, y cuando viajaban en auto, desde el asiento trasero, los tres comenzaron a entonar una canción basada en la historia que su padre tomó y sumó a la pieza que se estrena hoy.

Daniel Finzi, junto al chelo que heredó de su abuelo.


Arte y familia no es la primera vez que se cruzan como cuenta Alejandro, también crearon “una suite que se llamó ‘Tango del viejo puerto’ que tuvo el apoyo de una beca del Centro de Artes de Quebec. Después Daniel ha escrito para muchas de mis obras. Por ejemplo para “El último viaje de Consuelo de Saint Exupéry”, que se estrenó en República de El Salvador, él escribió una habanera que es una belleza y que se escuchó también cuando la estrenó la Comedia Cordobesa. Después escribimos juntos para lo que fue el grupo Río Vivo –elenco del Alto Valle fundado por Daniel Vitulich–, y así muchísimas cosas”.
La pandemia los encontró conectados y aunque para el compositor con Internet fue “todo más simple” y se comunicó bien a través de correos electrónicos y charlas por Skype, para su padre no fue lo mismo. Al autor de “Fuentealba” y ganador del Konex 2014, le cuesta “horrores” manejarse “con toda esta cosa virtual. Ahora mis obras se hacen por una cosa que se llama streaming y se pueden ver por Internet pero no es lo mismo es otra cosa, no sé. Es muy raro y personalmente me cuesta mucho, desde manejar un teléfono celular a manejar la computadora. No veo la hora de poder volver a ser el ‘gordo’ que camina por las calles” neuquinas.

El estreno
El debut de este domingo será todo un acontecimiento ya que la Orchestre Philharmonique du Haut-Saint-Jean de Edmundston es una de las pocas agrupaciones de su estilo que ofrece conciertos presenciales.
Después de muchos ensayos, por primero Zoom y luego de manera presencial con muchos cuidados, la agrupación actuará en el Centre Maillet esta vez con 35 integrantes y la interpretación, en francés, será realizada por Huguette Plourde, quien es presidenta del consejo de administración de la orquesta.
El estreno se realizará bajo estrictos protocolos sanitarios. Como explica el director de la orquesta “los músicos estarán separados dos metros entre sí y, salvo los instrumentos de viento, tocarán con barbijo.
El público estará separado un metro, con uso de barbijo obligatorio.

El famoso Muashkuss, el oso canadiense que cuenta las noticias patagónicas desde la pluma de Alejandro Finzi y la música de su hijo Daniel.


El concierto es en una sola parte, y habrá registro y toma de temperatura de músicos y público, además, claro, de lavado de manos en la entrada”.
El concierto será grabado para que se difunda por televisión en la ciudad de Edmundston.
“El Noticiero…” Daniel “quisiera presentarlo también en Quebec, con la orquesta la Sinfónica de Quebec que también dirijo y con mi suegro, Raynald Goulet, encarnando a Muashkuss”.
El de hoy es un día lleno de emoción para los Finzi y particularmente para Daniel, quien enfrente de la orquesta concretará su único concierto del año, ya que todas las actividades musicales que tenía planeadas fueron canceladas por la pandemia y para Alejandro, para quien trabajar con el hijo que no abraza desde principios de este año es “tremendamente especial” y ya sabe que tanto él como su compañera cuando lo vean y escuchen por una pantalla a diez mil kilómetros de distancia van a llorar “no sé cuántos pañuelos voy a tener que buscar”.


Daniel Finzi: vida y obra de un músico siempre inquieto

El músico neuquino Daniel Finzi es chelista, pedagogo, compositor y director de orquesta y hace ya 23 años que vive en Canadá donde se casó con Caroline Goulet con la que comparte tres hijos –Juliete, Sarah y Eduardo– y con quien integra desde hace ya 20 años el dúo Deux Violoncelles con el que, comenta, “seguimos activos, un poco menos por la pandemia, pero tenemos varios conciertos programados para la primavera y el verano boreal”.
También integra Quetango, un cuarteto de tango-jazz, chelo, guitarra, contrabajo y batería, con el que aprovecharon el parate obligado para terminar de grabar “Diablo blanco”, el tercer disco del cuarteto.
“El diablo forma parte del folclore quebequense y norteamericano. Quisimos juntar el tango con elementos de la música canadiense. El disco estará listo posiblemente para octubre de 2021”, adelantó.
Estos no son sus únicos proyectos y adelanta que “quisiera presentar ‘¡Aquí, Muashkuss! (Noticiero musical de los animales)’ también en Quebec, con la orquesta la Sinfónica de Quebec, que también dirijo y con mi suegro encarnando a Muashkuss”. Entre las actividades que tenía programadas, para mayo pasado, y que se suspendieron está el estreno de “Réquiem acadien” que iba a presentar en mayo de 2020 pero que se estrenará el año próximo. El director orquestal compuso esta obra “junto a Calixte Duguay, uno de los cantautores más importantes de Canadá, quien escribió el texto”.
El “Réquiem acadien” es “una composición musical de una misa de réquiem con la particularidad de que el texto de Duguay es una interpretación poética, actualizada y en francés de textos litúrgicos. Además, con referencias a la Acadia que es una región de habla francesa del este de Canadá. La obra está escrita para dos solistas (soprano y tenor), coro y orquesta”.
Confiesa que en esta época de aislamiento social extraña la familia que está en Neuquén, aunque “tal vez gracias a la pandemia nos comunicamos más de lo que habituábamos y eso es bueno y nos mantuvo cerca. Además, en Canadá las restricciones no fueron tan severas como en la Argentina así que sufrí más la pandemia por mis padres –Alejandro y Laura– allá encerrados en la casa que por mí”.
Pensando en el futuro estreno de 2021 espera que “en ese momento pueda ver a mis padres en persona”.


Temas

Música

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los Finzi, unidos por las aventuras del oso Muashkuss