Los imputados por el boquete en Hipertehuelche seguirán detenidos

El juez Marcos Burgos determinó que sigan en el Penal de General Roca hasta principios de agosto.



#

Los imputados por el boquete en Hipertehuelche seguirán detenidos

Gentileza

El juez de Juicio Marcos Burgos determinó que los dos imputados por el robo en el hipermercado Hipertehuelche continuarán detenidos en el Penal de General Roca hasta principios de agosto.

Están acusados del robo agravado con efracción (rotura por medios violentos a través de la perforación en la pared) en el local comercial ubicado en Pasaje Gutiérrez el 8 de abril pasado.

El magistrado consideró que “en caso de implementar una medida menos gravosa, como la prisión domiciliaria, ambos accederían a medios de comunicación para efectivizar el riesgo de entorpecimiento en la producción de la prueba restante y que en caso de recaer condena no sería de ejecución condicional, dado la pretensión punitiva”.

También te puede interesar: Un padre y su hijo detenidos por el boquete en Hipertehuelche

Durante la audiencia, se puso en marcha un sistema de videoconferencia a fin de darle participación a los imputados alojados en el Penal Roca. El abogado defensor Marcos Miguel insistió en que no existe riesgo de fuga o la posibilidad de entorpecimiento de la investigación; mientras que Horacio Bruscellaria planteó la necesidad de buscar “una medida menos gravosa dado que su pupilo siempre estuvo a derecho, no posee antecedentes, tiene un medio de vida y familia en la localidad”.

El fiscal Sergio Pichetto rechazó el pedido de excarcelación y explicó que “falta individualizar a una tercera persona interviniente en el hecho y resta someter a pericias otro material probatorio”.

Según relataron desde el Ministerio Público Fiscal, los dos imputados habrían ingresado en horas de la tarde al comercio, compraron algunos elementos y se retiraron del lugar. Pero minutos después, regresaron y permanecieron escondidos cerca de la oficina donde se encuentra la caja de seguridad. Otro cómplice permaneció en el exterior “haciendo de campana” y su tarea era dar aviso telefónicamente respecto de todo lo que sucedía en el exterior.

Cuando el comercio cerró sus puertas al público, los delincuentes hicieron un boquete en la pared de material a fin de acceder a la caja de seguridad que fue destruida. Luego, efectuaron otro boquete a fin de poder escapar con una importante suma de dinero.

Más información: El botín de los boqueteros de Bariloche fue de 650 mil pesos


Comentarios


Los imputados por el boquete en Hipertehuelche seguirán detenidos