Los “métodos” de Alberto Brandi

El artista presenta este sábado, en Roca, cuatro libros de teatro en Casa de la Cultura.



#

César Izza

Verónica Bonacchi vbonacchi@rionegro.com.ar

El artista Alberto Brandi es una persona de métodos. Tiene sus propios e intuitivos sistemas para la mayoría de las cosas que hace en su vida: escribir, dibujar, pintar, enseñar francés… Y parece que le da grandes resultados: este sábado, a las 19, en Casa de la Cultura, presentará nada menos que cuatro libros de teatro, con cuatro piezas cada uno en su interior y con ilustraciones suyas además. Todas obras surgidas de sus “métodos”. No son los primeros libros que presenta este dramaturgo, nacido en Buenos Aires, que hace años se instaló en Roca. En verdad, se trata de una colección que ya tuvo tres entregas anteriores, en el 2009. En esta ocasión, será el turno de los libros “Teatro 4”, “5”, “6” y “7”, que tienen obras, monólogos y dúos. En la presentación del sábado, Brandi estará acompañado por la profesora Cecilia Boggio, que es la prologuista de los libros; por Laura Marcoccia, a quien Brandi define como su “primera lectora”, y por Bárbara Paramio, que es quien se ocupa del diseño de los libros, de Editorial SB. “Estas obras de teatro nacen de un sistema. Yo tengo un sistema para todo: un método que yo llamo semindustrial”, define Brandi, como para que queda claro de qué habla. Y no engaña. De verdad, Brandi trabaja cada día bajo un método que él mismo se ha inventado. “Soy muy intuitivo así que inventé métodos para todo: tengo frases disparadoras y en base a esas frases sale algo. Yo busco y anoto frases inspiradoras de todos lados, de un diario, de una revista, de donde sea. Y luego las anoto en un archivo. Después, voy buscando pedazos que me interesan y los pongo en el archivo, combino uno con otro y salen cosas que a veces son absurdas. Así empiezo a escribir.” Puesto a escribir entonces, Brandi tiene método. “El mecanismo –agrega él más detalles– consiste en aprovechar los tiempos muertos: yo dibujo los sábados y los domingos; en cambio, la escritura es todos los días muy temprano a la mañana, y sino a la tarde. Divido mi tiempo de esa manera”. Es que este abogado, que además estudió Bellas Artes en Macalester College en Minnesota, EE. UU. y en la Escuela de Bellas Artes de París, reparte su talento entre los lápices, los colores y la computadora a la que dicta –programa mediante– sus obras de teatro. Aunque todo surja de algunas frases inspiradoras, hay temas recurrentes en la escritura de Brandi, a los que intenta darle respuesta, o un escenario en medio de una obra teatral. “Hay una crítica indirecta del ser humano del cómo vivir. No es teatro realista. Es como si una persona de golpe se dijera: ¿Qué es esto que es mi vida? Son personajes que tratan de explicarse el mundo. Me estoy saliendo del ser humano inmediato para meterme en la sociedad, para analizar las ciudades”. Cecilia Boggio, en el prólogo del número 5, sostiene: “los personajes de estas obras son seres heridos, encerrados, sin libertad. En distintas situaciones, todos intentan crear otra realidad. La imaginación lo habría de posibilitar, pero frente a ello se yergue lo cotidiano, las grandes y pequeñas rutinas, el pertenecer a determinado grupo social o determinado grupo etario, el cargar con todo lo que encima nos echaron antes de nacer”. Sin embargo, a pesar de ese bagaje negativo, el hombre intenta encontrar a ese tercero que lo oiga que lo entienda, que lo quiera .” Es que, como agrega nuevamente Boggio, en el prólogo del libro 6, las palabras “son las encargadas de desestabilizarnos y también de proponernos un resquicio de salida posible”. Esa es la misión que se ha propuesto Brandi con su enorme obra teatral. Con humor, apelando al absurdo, a la parodia y a la sátira, invita a encontrar la salida las crisis existenciales.

Dramaturgo, abogado, dibujante, Brandi compartirá con el público su nueva producción.


Comentarios


Los “métodos” de Alberto Brandi